Logo Lainformacion.com
< El iPhone 5 se podrá adquirir desde esta noche en Apple y algunas oper
Fotografiar con la cámara del móvil: cuatro trucos sencillos para obte >

The Clean IT Project: nuevas normas estúpidas sobre Internet asoman la cara en la UE

A propuesta de los gobiernos de Alemania, Bélgica, España, los Países Bajos y el Reino Unido el proyecto The Clean IT ha recibido 400.000 euros para redactar una serie de principios y buenas prácticas que aplicar para la lucha y prevención del crimen a través de Internet.

Acaba de filtrarse una primera lista de esas propuestas, que se supone que tenían que haber sido mantenidas en secreto, y dan miedito, pues aparecen cosas como:

  • Eliminar la legislación que prohiba a las empresas vigilar las comunicaciones electrónicas de sus empleados.
  • Establecer que por ley haya que usar nombres reales para darse de alta en los servicios en línea.
  • Que las redes sociales solo permitan a sus usuarios usar fotos reales para identificarse.
  • Que los proveedores de acceso tengan responsabilidad legal por no hacer los esfuerzos suficientes como para identificar un uso terrorista –sea eso lo que sea– de Internet.
  • Que se desarrolle un botón para denunciar contenidos a nivel de sistema operativo o de navegador que sea obligatorio en los países europeos.
  • Las descripciones de lo que constituye una actividad terrorista no deben ser muy detalladas para evitar que se queden fuera cosas.
  • Etc…

El documento completo está disponible como un PDF de 3,3 MB y en Clean IT – Leak Shows Plans For Large-Scale, Undemocratic Surveillance Of All Communications hay un análisis más detallado de las propuestas que aparecen en él.

Pero creo que no hace falta ser abogado ni nada parecido para darse cuenta de que algunas de esas propuestas son directamente ilegales, aunque desde Clean IT insisten en que por ahora son sólo ideas a las que están dándole vueltas antes de proponerlas a los gobiernos.

Claro que visto lo que los gobiernos tragaron e incluyeron en el afortunadamente difunto tratado ACTA, cualquiera se fía.

(Vía Ars Technica).