Por @Wicho — 21 de Diciembre de 2010

David Bravo hace esta Síntesis de la Ley Sinde:

La industria del copyright movió un dedo y se enviaron cartas advirtiendo de acciones legales. Cuando las cartas se ignoraron, la industria movió un dedo y se interpusieron las acciones judiciales. Cuando los jueces resolvieron en favor de denunciados y demandados, la industria movió un dedo y se recurrieron las resoluciones. Cuando volvieron a perder en los juzgados, la industria movió un dedo y desaparecieron los jueces.

Basada en el cuento El Mago.

Ya se sabe aquello de que a buen entendedor sobran palabras, pero lamentablemente nuestros políticos no parecen entrar en la categoría de buenos entendedores y parecen dispuestos a aprobar esta pésima ley sí o sí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear