Por Nacho Palou — 14 de Enero de 2017

Creo que no hemos visto visto más que la punta del iceberg. El potencial de lo que internet puede hacer a la sociedad, tanto en lo bueno como en lo malo, es inimaginable. Estamos en la cúspide de algo que será a la vez estimulante y aterrador.

Mientras Bowie ya ejercía el papel de defensor entusiasta de internet en 1999 el entrevistador de la BBC, un tal Jeremy Paxman, expresa su incredulidad mediante gestos evidentes e interrupciones de cuestionable buena educación, afirmando que «internet no es más que una herramienta» y que su potencial se ha «exagerado enormemente.»

Hay que tener en cuenta que en 1999 Google apenas acaba de nacer (y no era nada popular), la gente se conectaba a internet principalmente usando un módem, y Mark Zuckerberg tenía quince años.

Vía Mental Floss + Paleofuture.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible