Por @Wicho — 30 de Marzo de 2009

TerraGigaTelefónica acaba de anunciar el lanzamiento de TerraGiga, su servicio de almacenamiento en Internet, con capacidades de 5, 10, 20 y 100 gigas.

La opción de 5 gigas es gratuita durante un año, aunque esa gratuidad es a cambio de que el servicio lleve publicidad; las otras tres opciones cuestan 30, 39 y 67 euros al año y no llevan publicidad.

Al terminar el año la cuenta gratuita será borrada a menos que el usuario la pase a una de las versiones de pago, aunque nada impide crear otra cuenta gratuita al término de este periodo, salvo que habría que volver a subir de nuevo los contenidos a esta, ya que no parece haber manera de mover contenidos de una cuenta a otra.

Para darse de alta en el servicio lo único que hace falta es tener un ID de Terra, que se crea con una dirección de correo electrónico -no es necesario que sea de Terra- y poco más.

El servicio permite subir archivos a través de un interfaz web mediante arrastrar y soltar si está Java activado, o mediante el típico selector de archivos si no es el caso, aunque también están disponibles las aplicaciones de escritorio TerraGiga Desktop y TerraGiga Sync.

La primera sirve para manejar el disco remoto como si fuera una unidad montada en local, la segunda sirve para sincronizar determinada carpeta o carpetas del ordenador con TerraGiga. Ambas estás disponibles ya para Windows y está en desarrollo una versión de la segunda para Mac OS, con el compromiso de desarrollar la versión de Linux si hay demanda suficiente.

Los archivos están cifrados, de tal forma que tan siquiera Telefónica tiene acceso a su contenido, aunque es posible compartir los que se deseen con otros usuarios, ya sea mediante URLs, que a su vez pueden ser permanentes o temporales, o bien mediante un widget en Flash con ciertas opciones de configuración que permite incrustar estos contenidos en otras páginas y hacer streaming de vídeo, audio, o pases de diapositivas.

Como no puede ser de otra forma a estas alturas TerraGiga incorpora funciones para gestionar una red de contactos con la que compartir archivos, y además hay un blog y un foro oficiales en los que esperan recoger las opiniones de los usuarios.

En una primera impresión, y a falta de poder probar el software para Mac OS X, el servicio funciona correctamente, aunque he recibido algún mensaje acerca de certificados que no se pueden verificar y alguno de los mensajes que muestra el sistema no están claros de todo, como por ejemplo el que dice «Haga click aquí cuando todos sus ficheros hayan sido subidos» que en realidad no aparece hasta que los ficheros ya han subido.

Lo que más he echado en falta es la posibilidad de crear una carpeta pública de compartidos del estilo giga.terra.es/microsiervos/compartidos/ a mayores de las opciones de compartir archivos ya citadas.

Otro detalle muy de agradecer del sistema es que no impone límite en el tamaño de los archivos que se suben a él más allá del propio límite de la cuenta que se esté usando, con lo que no hay que trocear los archivos grandes.

Desde Telefónica insisten mucho, además, en que se han querido asegurar de que la velocidad de subida y bajada esté sólo limitada por la conexión del usuario y no por el sistema.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear