Por @Wicho — 27 de Diciembre de 2005

Tenía guardados un par de enlaces para comentar tras los fastos navideños sobre el tema de la música en línea, pero Enrique se me ha adelantado con uno de ellos en Panorama de la música online en el 2005, que cubre lo que pasó al respecto durante el año que acaba, quién ganó, quién perdió, y qué pasó, así que me remito a él:

El resumen es invariablemente positivo: pese a los suicidas intentos de la industria musical, comandados por ese engendro retrógrado llamado RIAA, hoy podemos conseguir mucha más música, en mejores condiciones de calidad, anonimato y variedad que durante años anteriores.
El otro es el artículo de la BBC New tune for digital music in 2006 que dice que 2006 será el año en el que «todo el mundo» tenga por fin un reproductor de mp3 y sugiere a las discográficas que podrían aprovechar el año para ser más radicales en su forma de pensar y actuar y plantearse de una vez distribuir música en formato mp3 de forma razonable para intentar hacerse con el mercado de toda estos usuarios que tendrán que rellenar de alguna forma sus nuevos reproductores.

HomeTaping-mini.jpgCon una proporción de 3 a 1 de descargas ilegales a las legales según estima el autor del artículo puede que no lo tengan fácil, pero sobre todo no lo tendrán nada fácil porque llevan años oponiéndose a todo lo que represente un mínimo cambio o que les parezca la más mínima amenaza a su fallido modelo de negocio, y nada indica que estén muy dispuestas a cambiar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear