Por @Alvy — 15 de Enero de 2021

Lista de Listas de Leitmotifs

Jaime Altozano ha creado por amor al arte esta megagigantesca página titulada simplemente Lista de listas de leitmotifs. No es simplemente una lista de enlaces: es una metalista o lista de listas, así que el tiempo que se puede pasar buceando por los enlaces se acerca al infinito.

Todo el mundo habrá experimentado lo que es un leitmotiv musical pero quizá no sepa definirlo exactamente, así que sirva esta explicación del propio Altozano como resumen:

Un leitmotif es una melodía (o acordes, o ritmo) asociada a un personaje (u objeto, o lugar, o acción) en una peli (o serie, o videojuego) (…) Se usan todo el rato y a veces vienen escritos en las partituras: «Tema de Yoda», «Tema de Superman»… Conocerlos te hace disfrutar mucho más de tu peli, serie, videojuego y hasta ópera favorita.

En la lista he contado 565 enlaces a otras tantas listas, cada una de las cuales tendrá decenas o cientos de enlaces más… Además de las que se irán incorporando como aportaciones de los visitantes.

El trabajo que se percibe que hay detrás de todo esto increíble, por no hablar de lo que le va a costar el mantenimiento de los enlaces cuando se rompan con el tiempo. Y como un vídeo vale más que mil palabras, por aquí dejo la propia explicación de Altozano con imágenes y música que permite entender qué son los leitmotivs en unos pocos minutos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 17 de Diciembre de 2020

Blob Opera — Google Arts & Culture

De los laboratorios de Google acaba de salir Blob Opera, un… invento… muy al estilo navideño –atención al botón de arbolito de navidad– creado por David Li en colaboración con Google Arts & Culture. Es de esos entretenimientos de «darle al ratón a ver qué pasa» y… suena divertido.

En pantalla aparecen cuatro muñecos animados, que parecen un poco blandi-blubs o barbapapás, si se me apura. Cada uno simula un estilo de cantante de ópera: bajo, tenor, mesosoprano y soprano. Arrastrando con el ratón hacia arriba cambian las notas que emiten; moviendo de derecha a izquierda la «vocal» que pronuncian. Si se mantiene uno durante unos segundos, los anteriores hacen una especie de canon creo que se llama, repitiéndose a cierta distancia.

Dicen que los muñecos emplean un sistema de inteligencia artificial y aprendizaje automático bla bla bla para sonar con mayor armonía. Lo cierto es que el resultado queda bien y se oye divertido. Se puede pulsar el botón de grabación para registrar las «canciones» para la posteridad y enviárselas a alguien. ¡How, how, how!

Nota: A mi me ha costado bastante que el invento arrancara (quizá por sobrecarga de esa web) y dicen que en móviles funciona regulero, que mejor probar con un navegador en el ordenador. Quedáis avisados.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 14 de Diciembre de 2020

Auriculares Philips Fidelio X3
Auriculares Philips Fidelio X3 puestos en la cabeza de un señor – Philips

He estado probando unos auriculares Philips Fidelio X3 que nos han cedido durante un tiempo. Son, en este momento, el tope de gama de la marca y se nota tanto en lo que se refiere a la calidad de construcción y de los materiales como, lo que es más importante, al sonido.

Los Fidelio X3 son unos cascos de diadema de diseño abierto. La diadema superior es metálica y junto con la articulación de los auriculares, que se sujetan en ella, se encargan de que se ajusten bien a la cabeza, independientemente del tamaño de esta. Tienen además otra banda, que es la que se apoya en la cabeza. Las dos están cubiertas en piel Muirhead que viene con su propio folletito de instrucciones para su cuidado. Pesan 380 gramos pero son cómodos de llevar y no cansan aunque te tires horas con ellos puestos. En eso ayudan las almohadillas de espuma recubiertas de una tela aterciopelada; son súper suaves.

Detalle de uno de los altavoces – PhilipsLos X3 montan dos altavoces de 50 milímetros con imán de neodimio que proporcionan una calidad de sonido excepcional, al menos para mis oídos no audiófilos y no especialmente entrenados. La respuesta de frecuencias es de 5 a 40.000 Hz y la sensibilidad de 100 dB a 1 mW. El escenario sonoro dentro de mi cabeza era enorme, con una clara separación entre canales y mucho espacio para ubicar los distintos instrumentos.

Siempre que la fuente de sonido respondiera a ello, claro. Unos auriculares como estos sacan rápidamente a la luz la diferencia de calidad entre distintas grabaciones, ya sea en servicios en línea o en soportes como un compact disc. Descubres que supuestos silencios con los X3 ya no lo son, que se oyen siseos que con otros auriculares no percibes. También pone un poco en ridículo la supuesta normalización del volumen de distintas piezas cuando escuchas una lista, por ejemplo. Pero cuando escuchas piezas bien grabadas alucinas.

Eso sí, como decía al principio los X3 son, aunque no lo parezcan, ya que los altavoces están cubiertos en tela, unos auriculares abiertos: la parte exterior no es sólida sino que tiene unas aberturas que les permiten «respirar» y dar un escenario sonoro tan amplio como dan. A cambio filtran sonido hacia fuera y hacia dentro, claro. Así que si los estás escuchando en una habitación en la que hay alguien más esas otras personas escucharán la misma música que estás oyendo, más o menos fuerte según el volumen a la que lo escuches. A la inversa oirás los sonidos que se produzcan porque se colarán por esas mismas aberturas.

Y los X3 no tienen ni cancelación de sonido ni nada parecido. Ni Bluetooth. De hecho en lo que se refiere a conectividad son unos clásicos absolutos: por cable y punto. Traen dos cables sin oxígeno de tres metros: uno con conector estéreo de 3,5 mm (la caja incluye un adaptador a 6,3 mm) y otro con conector balanceado de 2,5 mm y cuatro polos.

Con una impedancia de 30 ohmios los puedes usar sin problemas con un móvil o con el ordenador. Pero en ese caso es mejor si los usas con un amplficador para auriculares. Yo los probé con un Schiit Vali y no es que suenen mejor –aunque las características del ampli también afectarán al sonido– pero sí consigues un sonido más contundente, más pleno. Claro que una vez que empiezas por ese camino te planteas que si probarlos con un DAC distinto al del ordenador. Y ya sabemos que eso es un potencial agujero negro al que echar euros del que nunca salir.

Lo que me lleva al precio: ahora mismo están en 350 € en Amazon (el enlace incluye nuestro código de asociado). Que para mí ya están un poco más allá del límite de lo que querría gastar en unos cascos, aunque sé perfectamente que los hay que cuestan diez veces más que eso. Y más.

Pero si quieres unos cascos para escuchar música tranquilamente en casa –son cualquier cosa menos portables, como se puede ver en la foto de arriba, y no se pliegan como para meterlos en una bolsa de viaje– creo que son una opción muy a considerar sin tener que atracar un banco.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2020

Si te gusta Blade Runner o te gusta Vangelis estás de suerte: alguien de la interminable lista de fans con el nick Greendragon861 decidió crear una especie de remasterización de la banda sonora de modo que tuviera la misma longitud de la película, casi dos horas. En otras palabras: el resultado de Vangelis - Blade Runner Soundtrack (Remastered 2017) no es exactamente lo que se oye en la película, sino algo diferente pero sincronizado, definitivamente bladerunneriano. Tan agradable de escuchar a modo de sonido ambiental como la propia película.

En cierto modo, está lleno de versiones «ampliadas» de los fragmentos de canciones y música que se oye a lo largo del propio largometraje: la tonadilla del puesto de Sushi, del baile de Zhora, la de los ciclistas callejeros, la del club nocturno… Y por supuesto el Memories of Green, One More Kiss Dear y otras que son perfectamente reconocibles. En algunos fragmentos hay hasta parte de los míticos diálogos. Y también están todos efectos como los de los Spinners, semáforos y demás.[En el enlace de YouTube uno de los pluses es que está la lista completa de temas con enlaces a las marcas de tiempo en que comienza cada una de ellas.]

La verdad es que me ha parecido un trabajo de primera; me extraña no haberlo descubierto antes (tiene tres años al menos) pero más vale tarde que nunca.

(Vía Open Culture.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


A Sound of Thunder (and other stories)

EUR 8,14

Comprar


Dungeons and Dragons Art and Arcana: A Visual History

EUR 81,52 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección