Por @Wicho — 18 de Febrero de 2016

Me tenía intrigado Upside Down & Inside Out, el vídeo de OK Go grabado en caída libre, porque yo he hecho uno de esos vuelos y sé lo complicado que es moverse en esas condiciones, cuando durante unos segundos todo lo que llevas aprendido a lo largo de tu vida acerca de lo que representa arriba y abajo deja de tener sentido.

Este vídeo da una idea de lo difícil que fue grabar este vídeo en una sola toma: fue necesaria toda una semana de vuelos, a razón de dos por día, para conseguirlo, y aún entonces sólo en la última toma del último vuelo salieron las cosas.

El vídeo explica como partieron la canción y la coreografía en ocho segmentos, ya que el efecto de caída libre sólo se puede mantener durante unos 30 segundos en lo alto de cada parábola, y el número de parábolas está limitado por la cantidad de combustible que lleva el avión; además, el efecto de caída libre no se enciende y se apaga, como en las películas, sino que se va y vuelve gradualmente…

Y eso por no hablar de las vomitonas, un efecto secundario de la caída libre que también hay que tener en cuenta.

Tras ver este making of, estoy aún más impresionado que antes.

(Gracias Juanpi).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear