Logo Lainformacion.com
< Los cinco talones de aquiles de muchos sitios web
Moonrush: un documental sobre la primera misión lunar de una empresa p >

bajui, primera víctima conocida de la Ley Sinde-Wert

Captura de pantalla de Bajui

Gracias a lo que cuenta David Bravo en Llega el primer caso a la Comisión Sinde: por qué es más peligrosa de lo que parecía ya sabemos el primer nombre de un sitio web español que tiene que enfrentarse con los efectos de la Ley Sinde-Wert, aunque no sea por un procedimiento abierto contra ese sitio.

Se trata de bajui, un sitio de enlaces que se ha visto implicado en el procedimiento iniciado por AGEDI contra uploaded.to, el sitio en el que están albergados realmente los archivos que contienen las canciones de Un ramo de rosas, un disco recopilatorio de Luz Casal y a los que enlaza bajui.

La Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual ha notificado la apertura del procedimiento a upload.to, una empresa radicada en Suiza, por lo que en palabras de David Bravo, «lo más probable es que ni se enteren de ello», mientras que a bajui le comunica que los considera «prestadores de un servicio de intermediación usado para que un tercero infrinja un derecho de propiedad intelectual» por albergar ese enlace.

En cuanto la SS establezca que los contenidos en cuestión están en esa web sin autorización, lo que David Bravo da por supuesto que sucederá, upload.to tendrá dos días para retirar el contenido en cuestión de forma voluntaria y cinco para presentar alegaciones, pero en el procedimiento de la Ley Sinde-Wert no hay nada previsto para que bajui pueda alegar nada al no estar el procedimiento administrativo dirigido contra ese sitio.

Simplemente, en cuanto se le comunique bajui tendrá que retirar el enlace en 72 horas so pena de enfrentarse a una multa de entre 150.001 y 600.000 euros.

Pero lo peor es que bajui no solo tendrá que retirar ese enlace sino estar pendiente en el futuro de que ninguno de los enlaces aportados por ninguno de sus usuarios vuelva a apuntar al disco en cuestión, algo que de nuevo según David va contra sentencias anteriores tanto del Tribunal Supremo español como del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea.

Incide además en que la calificación como intermediario podría ser de aplicación a cualquier tipo de página, no sólo las de enlaces, con lo que «Un blog, por ejemplo, con enlaces a vídeos de Youtube puede entrar perfectamente en la categoría de intermediario y verse obligado, no solo a retirar los enlaces que tenga, sino a vigilar aquellos que escriben en los comentarios y que dirigen a la misma obra. […] Se trata de una obligación de imposible cumplimiento en sitios con cierto nivel de tráfico. Muchos decidirán cerrar por miedo a que les pidan responsabilidades. Algún mal pensado puede creer que eso es precisamente lo que se pretende.»

Conviene recordar que bajui ya se había enfrentado a un procedimiento penal interpuesto por la SGAE en el que se acordó el archivo de las actuaciones sin ir a juicio porque el juez entendió que los hechos denunciados no eran constitutivos de delito, y a otro civil en el que la misma SGAE retiró la demanda tras ver como no se atendía su petición de cierre cautelar de la web, resultando además la propia SGAE multada en ese procedimiento por mala fe procesal.

Así que aquel resumen hecho por David hace tiempo de la historia de la Ley Sinde-Wert se antoja cada vez más certero:

La industria del copyright movió un dedo y se enviaron cartas advirtiendo de acciones legales. Cuando las cartas se ignoraron, la industria movió un dedo y se interpusieron las acciones judiciales. Cuando los jueces resolvieron en favor de denunciados y demandados, la industria movió un dedo y se recurrieron las resoluciones. Cuando volvieron a perder en los juzgados, la industria movió un dedo y desaparecieron los jueces.

Según se puede leer en La Comisión de la Propiedad Intelectual acuerda el inicio de trámite de 8 solicitudes otros siete sitios tienen que haber recibido ya la notificación correspondiente.

La nota de prensa de la Secretaría de Estado de Cultura dice también que de las 318 solicitudes restantes 243 han sido desestimadas por faltas o porque no acompañaban algunos de los documentos preceptivos, con lo que en estos momentos hay 75 solicitudes en fase preliminar.

Por cierto que la composición de la comisión de la SS que está tramitando todas estas solicitudes sigue sin haber sido publicada.

Actualización: Sergio Carrasco discrepa de la opinión de David Bravo sobre la situación de indefensión de su representado tal y como cuenta en ¿La “Ley Sinde” impide alegar al intermediario?