Por @Alvy — 13 de Junio de 2007

Interesante explicación: Por qué los CDs modernos suenan mal acompañada de un vídeo muy gráfico y audio demostrativo:

Probablemente habrá algunos CDs modernos que suenen bien, pero al parecer lo cierto es todo lo contrario, curiosamente debido a las Guerras por el Volumen (Loudness Wars) que no dejan de ser una cuestión de márketing descarriado – que curiosamente proviene de la época de las guerras de audiencia de las emisoras de FM. La música parece que suena mejor, pero simplemente suena más alta. Debido a las manipulaciones digitales, detalles como la nitidez y viveza se pierden (lo que algunos llaman feeling) o pasan desapercibidos. Este efecto es similar al que se observa el sonido de los anuncios comerciales en televisión, que intentan parecer estar «más altos» que los demás y que la propia emisión, simplemente para llamar más la atención. Añádase a eso que mucha gente luego escucha en equipos de alta fidelidad o iPods un audio original comprimido después de haber sido convertido a MP3s a 96 ó 128 Kbps (con la consiguiente pérdida de información y calidad) y se verá lo paradójico de la situación: cada vez tenemos mejores equipos de música pero escuchamos música con menos calidad.

También se puede pensar que tal vez el concepto «reconocer la calidad» esté sobrevalorado. Por poner un ejemplo: la calidad de imagen de los vídeos de YouTube es cercana a «la peor posible» debido a que utilizan una compresión de imágenes muy alta y las fuentes originales suelen ser bastante precarias (webcams, teléfonos móviles, viejas grabaciones desde vídeo) pero paradójicamente… al público parece darle exactamente igual (prima la velocidad e inmediatez frente a la calidad).

Somos unos seres curiosos: al final por razones inexplicables acabamos viendo en pantallas de plasma de 42" y alta definición películas con menos píxeles que un sello de correos y escuchando sonido que habría sido considerado pobre hasta en la era de los discos de vinilo.

(Vía Least Significant Bit.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear