Logo Lainformacion.com
< Celestia: una espectacular simulación espacial
Reparto del tiempo dedicado al diseño web >

Copia privada en la nueva LPI: cómo conservar una enorme colección de cine y música perfectamente legal

A raíz de la recientemente aprobada reforma de la Ley de Propiedad Intelectual uno de los conceptos que parece haberse modificado es el de «copia privada», que hasta ahora permitia copiar y compartir música, películas y otros materiales para uso privado mientras no hubiera ánimo de lucro. A partir de los nuevos enunciados se están haciendo interpretaciones para hackear la propia Ley, que viene a decir que:

Copia privada: El proyecto aprobado aclara que la «copia privada» de una obra debe ser realizada por una persona física para uso privado y a partir del original.
Ahí va mi aportación:

IANALB… Se me ocurrió que grabar en vídeo para uso privado lo que emiten por la tele sigue siendo tan legal como antes (en las tiendas siguen vendido aparatos grabadores de todo tipo). En este caso la emisión de televisión sería «el original» (tanto los canales gratuitos como los de pago, siempre que estés suscrito). Lo mismo sucede al grabar en una cinta de música lo que suena por la radio, la radio es «el original» y la cinta es para uso privado.

Como tengo televisión y radio en mi casa desde hace años, y también estoy suscrito a canales de pago, además de haber comprado mis sistemas de grabación, sucede que durante todos estos años los últimos años he podido grabar, legalmente, un montón de películas y canciones para mi propio uso y disfrute. Naturalmente, ahora si quiero puedo convertirlas a nuevos formatos (ej. de VHS a DVD, de cintas cassette a MP3) mientras sea para mi propio uso. Porque están grabadas legalmente, y todos los cacharros y materiales de graación han pagado sus impuestos y cánones.

En definitiva, el punto al que quiero llegar es: puedo tener una colección completa de música y cine en mi casa, para uso privado, perfectamente legal, de todo lo que se haya emitido por televisión o por radio en las últimas décadas, sencillamente porque he podido grabarlo para uso personal cumpliendo todas las normas. Esto incluiría todas las emisiones de cadenas de televisión públicas, las de pago (tipo Canal+ o Canal Satélite) desde la fecha en que estoy suscrito (en mi caso, desde los 90), y toda la música emitida en alguna ocasión por cualquier emisora de radio.

Bueno, no es todo lo que existe en cine y música, pero es una amplia colección.

Actualización (4 de julio de 2006): Ya se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la nueva Ley: 121/000044 – Modificación de la Ley de Propiedad Intelectual [PDF 280 KB, 18 páginas].