Por @Wicho — 21 de Octubre de 2013

RHA MA750iDesde hace unas semanas estoy usando prácticamente a diario unos auriculares RHA MA750i que nos han prestado para probar y estos se han convertido casi inmediatamente en mis auriculares favoritos.

Se trata de unos auriculares de tapón, así que hay que hacer las dos advertencias habituales en estos casos: no son para todo el mundo, pues no todo el mundo se encuentra a gusto con este tipo de cascos, y es fundamental que encajen bien en el oído para que suenen bien y que aíslen en la medida de lo posible de ruidos.

Respecto al primer punto, para gustos colores, y cada uno sabrá. Respecto al segundo, los MA750i vienen con ni más ni menos que seis adaptadores distintos: tres de silicona en tamaño pequeño, mediano y grande, dos de silicona con doble pestaña en tamaño pequeño y mediano, y otros de espuma; de los de silicona y de los de espuma vienen además dos juegos en cada tamaño.

Además de todos esos adaptadores los MA750i tienen una especie de apoyos que pasan por arriba y detrás de la oreja que sirven para que los auriculares no se caigan, aunque no evitarán que estos se escurran fuera del oído si sudas mucho o si tienes calor.

Aparte de eso vienen con una funda para guardarlos y una pinza metálica desmontable para sujetar el cable a la ropa.

La i de su nombre denota además que incorporan un control remoto compatible con dispositivos iOS para controlar el volumen y la reproducción que además incorpora un micrófono para usarlo como manos libres.

¿Y cómo suenan?

Claro que más allá de todos los accesorios con los que vengan y de curvas de respuesta y esas cosas lo importante de unos auriculares es como suenan, y en eso cumplen de sobra, sacando detalles de la música que escucho en Spotify o iTunes Match que con otros auriculares no percibía.

Supongo que ahí es donde se nota que los drivers sean hechos a mano.

Comparado con los otros RHA que he podido probar, no tienen el problema con los agudos de los MA450i, y suenan mucho más limpios que los MA150.

Y están, por supuesto, a años luz de los auriculares de serie de Apple.

En lo que se refiere a lo de aislar del ruido, los he usado por la calle, en autobuses, trenes y aviones, y, siempre que estén encajados, lo hacen en un grado muy elevado, aunque no incorporan reducción activa del ruido.

El control remoto es grande, en la línea del de los MA450i, aunque un poco más estilizado, algo que personalmente prefiero sobre otros remotos más pequeños porque permite identificar mejor los botones al tacto; la calidad del micro para usarlo como manos libres es más que suficiente, o al menos nadie ha protestado.

¿Valen la pena?

Con un precio de 99,95 euros en la Apple Store los MA750i están un poco en el límite de lo que considero razonable gastar en unos cascos, en especial teniendo en cuenta que hace mucho que he llegado a la conclusión de que por mucho que los cuides todos acaban por estropearse.

Pero en el caso de los MA750i los auriculares propiamente dichos están hechos de acero inoxidable, los cables están hechos también de acero, sin oxígeno, por lo visto, y el jack, además de estar bañado en otro, es metálico y tiene un muelle para proteger aún más la unión del cable con este.

El jack a prueba de bombas

Vamos, que creo que un tanquista ruso de la segunda guerra mundial podría incorporarlos a su equipo sin problemas.

Así que esa robustez, unida los tres años de garantía que ofrecen, y a lo bien que suenan y funcionan, me hace pensar que realmente se pueden recomendar como una opción muy a tener en cuenta.

Para los que no uséis iAparatos RHA tiene una versión sin remoto, los MA750, por 89,95€.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear