Por @Alvy — 24 de Agosto de 2014

El efecto Shepard (o escala de Shepard / tono de Shepard) consiste en escuchar el sonido de unas notas que van «subiendo y subiendo» en la escala. Pero aunque parecen no dejar de ir subiendo, octava por octava, en realidad si oyes el vídeo de nuevo… parece que siguen subiendo sin fin; de hecho puedes repetir el efecto hasta el infinito.

También existe en versión continua y se denomina escale continua Risset en honor a su inventor.

El efecto lo produce la superposición de las ondas sinusoidales separadas por octavas. Dicen que es como el efecto visual infinito de los dibujos helicoidales de los postes de barbería, como la escalera de M.C. Escher Ascendiendo y descendiendo y que está presente en el Canon a 2, per tonos de la Ofrenda Musical BWV 1079 de Bach, pero en el reino del sonido. También puede oírse en Super Mario 64 y en canciones de Queen, los Beatles y Led Zeppelin, por citar algunos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear