Por Nacho Palou — 22 de Septiembre de 2010


La excelente pantalla se ve realmente bien, incluso bajo el sol.

El iPod Touch de cuarta generación (o 4G) incorpora algunas de los mejores novedades estrenadas en el iPhone 4, aunque con matices destinados a que su precio sea inferior al del teléfono.

Algunas de estas diferencias entre teléfono y iPod son más evidentes y apreciables, otras no tanto. Tres años después de su lanzamiento el Touch sigue siendo el dispositivo multimedia portátil más sofisticado e interesante, aún no superado por ningún otro.

Juega en su propia liga y no en la de los reproductores de música ni en la de las videoconsolas portátiles. Ha vendido más de 32 millones de unidades desde que salió en septiembre de 2007.

Físicamente el nuevo Touch mantiene la línea de diseño de modelos anteriores, por lo que ya no es tan parecido a un iPhone. No sólo es mucho más delgado -y de hecho es como un 15% más delgado que el Touch anterior- sino que también es unos milímetros más corto; aparte mantiene el acabado metálico brillante y no el mate del actual.

Ahora los botones para el control del volumen son individuales, el interruptor de encendido cambia de lado, se añade la cámara frontal VGA -para videoconferencia a través de la aplicación FaceTime- y cámara posterior para vídeo HD (720p) y fotografías de 960 x 720 píxeles.

Aunque la cámara posterior puede servir para grabar algo vídeo (HD, 30 fotogramas por segundo), la calidad de las fotografías deja bastante que desear, sobre todo comparadas con la del iPhone 4 -que dicho sea de paso es la primera cámara de este tipo que considero utilizable para algunos casos. Pero esto depende también mucho de lo exigente sea cada uno. En el iPod no se ofrece la opción de fotografías HDR.


A diferencia de la pantalla del iPhone 4 (al fondo) la del iPod Touch no es IPS, lo que hace que contraste y colores varíen cuando se mira con cierto ángulo.

La pantalla de 3,5 pulgadas multitáctil es Retina Display, con una resolución de 640 x 960 píxeles a 326 píxeles por pulgada en la que es prácticamente imposible distinguir los píxeles individuales a simple vista. Sin embargo la pantalla del iPod no es IPS (la del iPhone 4 y la del iPad, sí), por lo que el contraste y la apariencia de los colores varían según el ángulo desde el que se mire.

El funcionamiento del iPod Touch es impecable. Incorpora el procesador A4 de más que probado buen rendimiento en el iPad y iPhone 4, aunque probablemente el iPod tiene algo menos de memoria RAM. Pero a efectos prácticos y de uso la diferencia es prácticamente inapreciable, más aún si no se ponen uno junto a otro.

El sistema operativo es el iOS 4.1, por lo que el iPod cuenta con multitarea (o conmutación rápida entre aplicaciones), Game Center y el resto de mejoras y características incorporadas en la última versión del sistema operativo móvil.

El iPod Touch resuelve ingeniosamente la conexión FaceTime para hacer videconferencia entre iPhones y iPod. Mientras que en el iPhone la videoconferencia -que funciona vía WiFi- se inicia con una llamada de teléfono, en el iPod se utiliza como contacto el email del destinatario que, igual que sucede con el número de teléfono, es un identificador único. En ambos casos FaceTime funciona vía WiFi, por lo que independientemente de que el inicio o el destino de la videoconferencia sea un iPhone u otro iPod hablar viéndose la caras no tiene coste adicional.


El nuevo Touch hereda el acabado metálico brillante de los modelos anteriores que tiene como principal pega el aspecto sucio que adquiere con las huellas de los dedos.

Los juegos más sofisticados se ejecutan bien en el iPod, la calidad de la pantalla es excelente y la incorporación del giroscopio de tres ejes, junto con el acelerómetro, añade un plus en la forma de manejarlos –siempre que el juego contemple esa posibilidad.

El iPod no cuenta con GPS. Según Apple, la duración de la batería es de 40 horas en reproducción de música y 7 en reproducción de vídeo, que se ven reducidas a apenas un par de horas cuando se ejecutan juegos más o menos exigentes.

Aparte, como en anteriores episodios del iPod, el nuevo modelo cuenta con conexión WiFi para conexión a Internet, Bluetooth y salida de auriculares estándar (3,5 mm). Y por supuesto navegador web Safari, Game Center, acceso a iTunes y es compatible con la mayor parte de las 200.000 aplicaciones (60.000 juegos) disponibles en la App Store.

El iPod Touch está disponible con tres capacidades de almacenamiento: 8GB, 229€; 32GB, 299€ y 64GB, 399€ que son precios razonables dada la calidad y prestaciones que ofrece.

Sólo quien tenga un iPhone puede permitirse no considerarlo un gadget de lo más atractivo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear