Por @Alvy — 24 de Agosto de 2016

En los 100 segundos que transcurren en las imágenes de Super Deluxe se puede sentir cierto gustirrinín con el proceso de fabricación de estos discos de vinilo, que combina precisas máquinas, gigantescas prensas hidráulicas y múltiples trabajos manuales para crear unos artefactos sobre los que todavía se debate si su calidad es peor, igual o superior –cuando menos es distinta– a la de los CD y MP3 de audio:

Los audiófilos difieren en sus argumentos sobre los méritos del LP en comparación con el CD desde que comenzaron a comercializarse los discos digitales. Los discos de vinilo siguen siendo valiosos por por su calidad de reproducción en las grabaciones análogas. Sin embargo las deficiencias del LP incluyen ruido superficial, error de rastreo, variaciones de tono y que requieren mayor sensibilidad en su manejo. [Fuente: Wikipedia]

Sea como fuera, el debate parece que continuará por toda la eternidad. Y es que, como decía alguien sobre el vídeo, «a veces se echan de menos las cosas físicas». Aunque «cosa física» no sea necesariamente sinónimo de calidad, desde luego tiene su belleza.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear