Por @Alvy — 8 de Enero de 2017

Este minidocumental titulado de Blank Tape: la cultura de las casetes de música electrónica de Sam Campbell y Sonal Kantaria para The Vinyl Factory es visualmente interesante y recoge algunas declaraciones de artistas y aficionados a la música electrónica que disfrutan de este antiguo formato.

En el relato utilizan evocadoras descripciones como que «las casetes dan una peculiar distorsión a la música, lo que produce una atmósfera especial» y hablan de «una magia alrededor de las cintas» y de «una forma de arte relajante», algo que los aficionados a este tipo de culturas de lo retro a medio camino entre lo analógico y lo digital sin duda apreciarán.

Personalmente hace casi una década que ya no guardo casetes – las reemplazaron CDs y más recientemente la música digital. Si acaso tuviera acceso a alguna casete no tendría siquiera dónde escucharla: creo que el último reproductor que tuve en ese formato estaba en un coche que vendí hace ocho o nueve años – donde además jamás lo usé, que yo recuerde (también tenía lector de CDs). Pero entiendo perfectamente que el sabor de lo añejo es un sentimiento poderoso y más para un estilo de música tan peculiar como es la electrónica, que en buena parte marca la frontera entre lo analógico y lo digital.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear