Por @Alvy — 15 de Febrero de 2015

Unconditional Rebel de Siska es un videoclip musical que se grabó en una sola toma y en 5 segundos. ¿La técnica? Utilizar una cámara Phantom Flex 4K a 1.000 fotogramas por segundo montada sobre un coche que se movía a 50 Km/h, que al reproducirse a velocidad normal da los 3 minutos y medio del videoclip completo.

La escena se desarrolla en las afueras de una zona industrial a lo largo de 80 metros con 80 personajes diferentes, cada uno haciendo «algo» en una fracción de segundo para que el resultado sea de lo más curioso e interesante. Es posible que haya algún personaje compuesto digitalmente –como el de la cantante que está perfectamente sincronizada– pero aun así el resultado es espectacular.

Merece la pena verlo por el mérito que tiene.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear