Por @Alvy — 19 de Noviembre de 2013

En este vídeo de YouTube la gente de Computerphile y empleados de YouTube explican cómo funcionan los vídeos de YouTube. Si la definición te parece «un poco circular» espera a experimentar el desconcierto cuando veas los circulitos del buffering que indican que el vídeo se está descargando… cuando en realidad se ha descargado ya y se está reproduciendo (!)

Una de las técnicas más interesantes y poco apreciadas que ilustran en el vídeo es que la calidad de los vídeos de YouTube se adapta inteligentemente a la calidad de conexión que tengas en cada momento. Se empieza transmitiendo un formato normal (digamos 360p; «píxeles de alto, modo progresivo») y si la conexión va bien y el servidor calcula que puede enviar algo mejor pasa a hacerlo, subiendo a 720p o incluso 1080p. Y a la inversa, si estás viendo el vídeo en alta calidad y la red falla, el Wi-Fi no va fino o el ordenador no da para más, la calidad se reduce automáticamente para adaptarse al menor ancho de banda disponible.

Todo esto de la calidad se puede forzar con los ajustes (el icono de la rueda dentada), parando el vídeo o marcando un punto anterior de reproducción, aunque en automático suele funcionar estupendamente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear