Por @Alvy — 12 de Julio de 2017

Este vídeo de YouTube muestra la evolución de YouTube desde su nacimiento. Que manera más apropiada de hacerlo. Lejos quedan aquellos tiempos de 2005 en que apareció en la red. ¿Que cómo veíamos antes los vídeos? Never forget RealPlayer™. Si no lo conociste, no sabes la suerte que tuviste..

Desde sus orígenes YouTube ha sufrido muchos cambios pero sobre todo se aprovecha la tendencia típica de todo producto o servicio: añadido de todo tipo de cosas inútiles diseñadas por comité, luchando por cada centímetro cuadrado de superficie en la portada hasta la llegada ya cuando elGanmam Style de la simplificación. Que nadie se olvide de esa máxima de la usabilidad:

Cuando añades algo, pierdes algo.

La única forma de conseguir algo sencillo y usable es quitar algo cada vez que se añade algo. Si toda web siguiera esta sencilla regla mejor nos iría a los que navegamos de un sitio a otro. Simplificar no es fácil, por eso es tan valioso. Prueba a ver el video de nuevo mirando qué se elimina a cada paso.

El diseño definitivo actual de YouTube prescinde de un montón de elementos que hoy en día son superfluos: cajas, sombras, iconos variados y de colores —como si una web fuera la Feria de Sevilla– y otras historias raras producto más de la moda que de su usabilidad.

También ha reducido notablemente el número de colores hasta básicamente cuatro: blanco y negro/gris, rojo (imagen de marca) y azul (enlaces). ¿Para qué se necesita nada más?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear