Por Nacho Palou — 19 de Abril de 2012

La respuesta corta es: realmente grande.

Porque Amazon, además de vender libros y cacharritos y toda suerte de objetos a través de su tienda online, dispone de una de las mayores plataformas en Internet que revende a terceras partes como un proveedor de hosting más pero a lo bestia, denominado Amazon Web Services (AWS).

De modo que Amazon hace funcionar una enorme cantidad de sitios y servicios Web. Tantos que probablemente sea la plataforma en la nube más grande, aunque Amazon no da datos al respecto.

El artículo Amazon's Secretive Cloud Carries 1 Percent of the Internet arroja algunas cifras basadas principalmente en cálculos y análisis de tráfico: la "nube" de Amazon puede ser tan grande como para suponer el 1% de Internet, especialmente en Norteamérica.

Otro dato a ojo: el número de servidores de Amazon rondaría el medio millón de unidades repartidos por el mundo. "Y este número podría ser mayor".

Se calcula (también, sin datos oficiales) que el negocio de hosting de Amazon de unos 1.000 millones de euros es "más de cinco veces mayor que el de su inmediato competidor, Rackspace" que cuenta -dato oficial en este caso- con unos 80.000 servidores.

Amazon sí da un dato vertiginoso: cada día Amazon Web Services añade una capacidad adicional que sería suficiente como para hacer funcionar el total de lo que fue Amazon.com durante sus primeros cinco años de vida, cuando sólo ingresaba 2.500 millones euros anuales - ahora anda por los 35.000 millones.

Finalmente, el pasado mes Amazon tenía asignadas 1,7 millones de direcciones IP (esos números tipo 172.0.0.1 que identifican a cada sitio o servicio en Internet).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear