Por @Wicho — 29 de Junio de 2011

Tras leer la historia de Google en In The Plex de Steven Levy me quedó claro que si hasta ahora el gigante de las búsquedas no ha sabido colocarse en el mercado de las redes o productos sociales es porque en la empresa impera una mentalidad absolutamente geek.

Esto los hace unos maestros a la hora de tratar datos, pero a menudo les hace ver las cosas de forma muy diferente al resto de los usuarios «de a pie», con lo que ideas que a ellos les parecen estupendas en sus pruebas internas dejan de serlo tanto cuando son expuestas al mundo real.

Y a Orkut, Buzz y Wave me remito, por ejemplo.

Pero en el citado libro se habla también de Emerald Sea, un proyecto que aglutina hasta 18 productos de Google, que es el nuevo proyecto de Google en redes sociales, aunque en el momento de escribirlo no estaba listo.

Aunque eso ya ha cambiado, y como puede leerse en El Proyecto Google+: compartir en Internet como en la vida real, ya está aquí, aunque por ahora, y como viene siendo habitual, sólo está disponible mediante invitación.

Tras haberlo probado sólo un ratillo, mi impresión es la misma que la de la tira de XKCD al respecto: aunque no quiera ser Facebook, es clavadito a Facebook, por mucho que le hayan cambiado el nombre a las cosas.

A menos que realmente aporte algo nuevo, e insisto en que puede ser que aún no lo haya visto, esto supondrá un problema para Google+, ya que no ofrece a priori muchas razones para cambiarse, y desde luego resulta cansino plantearse publicar las cosas en los dos lados.

Eso sí, Google+ es capaz de conectarse con tus cuentas en servicios como Flickr y Twitter para ir dándole contenido.

Mientras van llegando las invitaciones y se puebla el servicio, algo fundamental, y además del vídeo incrustado ahí arriba, hay una demostración interactiva que va explicando lo que se puede hacer con Google+.

(Vía Enrique Dans).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear