Por @Alvy — 13 de Julio de 2006

Nuestro experto en seguridad favorito, Bruce Schneier resume en unos pocos párrafos perfectamente el gran reto al que se están enfrentando Google y otras empresas de Internet cuyo negocio es básicamente la publicidad (AdWords, AdSense y similares) frente al grave problema del fraude en los clics de los anuncios. Schneier Resume perfectamente los dos tipos de problemas: gente haciéndose clics a anuncios en sus páginas para ganar dinero y gente haciendo clics a la competencia para hacerles perder dinero (o posición) y llega a algunas conclusiones. Resumo y traduzco lo más interesante:

Click Fraud and the Problem of Authenticating People – El negocio de 6.000 millones de dólares de Google tiene un grave problema sencillamente porque no puede garantizar que realmente haya gente real viendo los anuncios (…) El fraude en los clics se ha convertido ya de hecho una clásica carrera armamentística: Google mejora las herramientas para detectarlo, los defraudadores se vuelven más listos. Y mientras tanto, Google se enfrenta a multiples denuncias de anunciantes que dicen que no está haciendo todo lo posible por evitarlo (…)

El problema de fondo es a la vez difícil de resolver e importante: ¿Cómo garantizar que hay realmente una persona delante de la pantalla del ordenador? ¿Cómo saber que realmente está prestando atención, que no es un proceso automatizado? (…) Observando Internet se ve este problema en muchas partes. En el mundo de los juegos online existen ayudas artificiales para mejorar la puntería y habilidad de los personajes desde hace años (…) Y la idea que hay detrás de los CAPTCHAs es garantizar que es una persona la que está visitando una web, no un ordenador (…) Este problema irá a peor a medida que los ordenadores se vuelven mejores imitando a la gente.

Google está haciendo pruebas sobre un nuevo modelo publicitario para intentar acabar con el fraude en los clics: anuncios vendidos a CPA: Coste por Acción. Los anunciantes no tendrían que pagar excepto si el cliente realiza cierta acción: comprar un producto, rellenar un formulario… cosas así. Es un modelo complicado de hacer funcionar: Google acabaría convirtiéndose en una especie de asociado de una venta final en vez de un «mostrador de anuncios» como hasta ahora. Pero es la respuesta correcta al problema del fraude en los clics: cambiar las reglas del juego, de forma que el fraude en los clics sea irrelevante. Así es como se solucionan los problemas de seguridad.

(Vía Schneier on Security, también en Wired)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear