Logo Lainformacion.com
< El verdadero valor
Vaqueros y alienígenas >

La neutralidad de la Red vuelve al senado español

Mañana, según prometieron en su momento los partidos que votaron en contra de la moción a favor de la neutralidad de la red que había sido presentada por el Partido Popular, este tema debería volver al Senado.

Habrá qué ver qué tipo de propuesta traen, pero en estas dos semanas ha quedado claro que no sólo somos unos cuantos usuarios pirados de Internet los que entendemos que mantener la neutralidad de la Red es fundamental.

Si ir más lejos, Jesús Encinar, fundador de Idealista, una de las historias de éxito de Internet en España, lo cuenta sin rodeos en Sin una Red Neutral idealista.com no habría nacido. Se puede decir más alto, pero no más claro.

Pero también desde adigital, la Asociación Española de la Economía Digital, que agrupa a más de quinientas empresas, acaba de publicar una nota de prensa que bajo el título adigital demanda que la legislación española garantice un uso abierto e imparcial de la red dice

  1. En ningún caso los paquetes de datos pueden ser discriminados por razones de origen, destino, protocolo o contenido.
  2. Las operadoras no pueden alterar el libre mercado y la libertad de competencia introduciendo en sus servicios factores que distorsionan la competitividad.
  3. La circulación de los datos a través de la red de cualquier proyecto empresarial, institucional o privado debe ser libre, y no sujeta a posibles acuerdos con los teleoperadores. Estos acuerdos obstaculizarían la innovación y el desarrollo en este canal.
  4. Las restricciones al tráfico en internet solo deben producirse en casos excepcionales, y deben realizarse de forma pública y con un criterio de máxima transparencia.
  5. Es imprescindible que la Ley incorpore un marco sancionador y un procedimiento eficiente para la resolución de los conflictos que surjan en este ámbito.

De todos modos, teniendo en cuenta que el gobierno español ha dejado claro que no está por defender la neutralidad de Red, que no parece tener ninguna prisa por que el acceso a Internet de banda ancha sea un servicio universal, y que en general nuestros políticos carecen de la más mínima idea de lo que es Internet, lo cierto es que no soy nada optimista.

Y lo malo es que en el Parlamento Europeo tampoco van mucho mejor las cosas, ya que parece dispuesto a abrirle las puertas al tratado ACTA, aunque en este caso aún puede haber remedio.

(Vía Enrique Dans).