Por @Wicho — 19 de Noviembre de 2009

Según un estudio recientemente publicado de Panda Labs, una empresa dedicada al desarrollo de herramientas para la detección y desinfección de virus y otros programas maliciosos para ordenadores España es el primer país del mundo en cuanto a ordenadores infectados, con ni más ni menos que un 44,49% de estos infectados por algún tipo de malware, al menos a tenor de los datos obtenidos entre los usuarios que han utilizado la aplicación gratuita Panda ActiveScan durante el mes de octubre.

El malware es cualquier tipo de programa diseñado para infiltrarse en un ordenador y realizar en él actividades fuera del control de su dueño.

El tipo más conocido de malware son los virus, que son los que tienen efectos más obvios, pues pueden estar diseñados desde para mostrar algún mensaje más o menos «simpático» en la pantalla del ordenador hasta para borrar por completo el contenido del disco duro de este, aunque a veces los daños que causan son por errores de programación más que intencionados.

Sin embargo hay muchos tipos de malware diseñados para pasar desapercibidos en la medida de lo posible que permiten al creador de estos programas utilizar remotamente parte de los recursos del ordenador, en especial su conexión a Internet, para realizar envíos masivos de correo basura, la descarga y distribución de ficheros, u organizar lo que se llaman ataques de denegación de servicio contra otros ordenadores o servicios, algo así como si de repente miles de personas llamaran a la vez a la centralita telefónica de una empresa.

De este modo, no solo es el dueño del ordenador infectado el que ve como su ordenador va peor de lo que debería, aunque si el autor del malware es medianamente habilidoso se las habrá ingeniado para repartir la actividad entre los distintos ordenadores miembros de su botnet, el conjunto de ordenadores infectados que controla, de tal forma que la bajada de prestaciones pase desapercibida para los dueños de estos, sino que otros usuarios se verán afectados por la infección de un ordenador ajeno.

Pero lo peor de todo esto, aparte obviamente de la existencia de este tipo de programas y de la gente que los crea, es que es muy fácil protegerse contra ellos gracias a las herramientas que se pueden descargar de forma totalmente gratuita desde el apartado Protégete de la Oficina de Seguridad del Internauta.

De hecho, mi consejo a cualquiera que adquiere un ordenador nuevo es siempre que lo primero que instale sea un antivirus.

{ Publicado originalmente en La Voz de Galicia, donde colaboramos habitualmente }

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear