Por Nacho Palou — 15 de Enero de 2010

mifi-2352-vodafone.jpg

Además de la base WiFi para módems 3G USB, Vodafone comercializa un MiFi modelo 2352 que también hemos tenido ocasión de probar y que amplía las opciones entre las que pueden elegir sus clientes de acceso 3G.

El MiFi 2352 se trata de un pequeño dispositivo (apenas 100 gramos de peso) que sirve a la vez como router WiFi y módem 3G para acceder a Internet a través de redes móviles, bien desde un ordenador o bien desde cualquier otro dispositivo: móvil, videoconsola, reproductor multimedia, etc.

Se puede configurar para que funcione de dos modos:

  1. Como “base WiFi” el MiFi se comporta como un router WiFi convencional (el habitual de los ADSL) y la conexión de datos 3G se puede compartir con hasta cinco dispositivos.
  2. Como “módem USB” funciona como un módem USB 3G convencional: se conecta al puerto USB del ordenador y –en principio– sólo éste ordenador tendrá acceso a Internet.

Como sucedía con la base WiFi, la puesta en marcha es muy sencilla:

  1. Se coloca la tarjeta SIM y la batería y se enciende.
  2. Se accede a la red WiFi que estará disponible cuando se encienda el indicador azul; la contraseña WEP está en la tapa de la batería.
  3. Se escribe el PIN de la tarjeta SIM en la página web local (servida por el MiFi) que aparecerá al intentar acceder a cualquier sitio web desde el navegador.

Una vez aceptado el PIN ya se puede navegar por Internet, al menos durante las más o menos 4 horas de autonomía que tiene el MiFi.

Para el modo de funcionamiento como módem USB 3G los pasos son similares, aunque implica conectar el MiFi al puerto USB e instalar en el ordenador el software que aparecerá en la unidad externa correspondiente al MiFi –cuya capacidad es ampliable con tarjetas microSD.

En ambos casos opcionalmente se pueden modificar algunos parámetros de la conexión desde el navegador web,

admin-web-mifi.png

Lo que no se puede hacer es utilizar el MiFi en modo “base WiFi” pero conectado al ordenador para alimentarlo con el puerto USB, ya que en ese caso la red WiFi se desactiva automáticamente.

Por tanto, para utilizarlo como base WiFi dependes de la batería o de un enchufe de la red eléctrica. Si se acaba la batería y no hay enchufe (o cargador) a mano siempre tienes la opción de pasar al modo módem USB para seguir conectado.

El MiFi es una dispositivo muy cómodo de utilizar y muy versátil, pequeño y cómodo de llevar y que permite virguerías como jugar online con una videoconsola sentado cómodamente en un parque, mientras el MiFi permanece en la mochila –o si hace frío en el bolsillo y aprovechar así el calorcito que desprende.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear