Por Nacho Palou — 29 de Mayo de 2017

20170529 125627

A diferencia de la mayoría de supermercados online (incluyendo el de Amazon), Ulabox ofrece la posibilidad de comprar productos frescos de mercado a través de internet: carne, pescado, verduras..., además de refrigerados y congelados. He tenido ocasión de probar algunos de los productos que ofrecen y dado que sigo vivo puedo decir que en efecto los alimentos llegan en buen estado y bien conservados, y cuando se les espera.

Ulbox reparte en la península (depende del código postal) y entrega en franjas horarias a elegir en tramos de dos horas, desde las 7 de la mañana a las 23 horas al día siguiente de haber hecho el pedido dependiendo de a qué hora del día se haya hecho. Además de la versión web se pueden usar también las apps para iPhone y Android, ambas bien diseñadas en cuanto a aspecto y funcionalidad.

Dos funciones que me han gustado de Ulabox son la de “compra en 5 minutos” y “la compra por recetas” (o para, ejem, torpes). La compra en 5 minutos te planta en las narices un montón de productos básicos que no pueden faltar: café, azúcar, pan de molde, pimienta o aceitunas o sal. Más de una vez en la compra online de alimentos (donde es más difícil ver los productos que en un supermercado del MundoReal™) me he dejado atrás algunas de esas cosas esenciales, como la sal.

Ulabox app android sony

Por su parte la compra por recetas disponible en la aplicación móvil contiene diversas recetas para postres, desayunos y comidas (por ahora no muchas, algunas). Basta con añadir alguna de las recetas al carro de la compra para que en el pedido se incluyan automáticamente los alimentos e ingredientes son necesario para completar la receta (aunque puede ser necesario añadir algún producto básico adicional, como el azúcar). Cada receta va acompañada de una explicación para su preparación (también en el blog) que normalmente debería ser rápida e indolora para cualquier nivel de experiencia cocinera — incluyendo la mía, que es de algún valor negativo.

Hacer la compra por internet (y no sólo de libros, gadgets o cacharritos) es una forma de obtener tiempo extra y además no es excluyente de realizar compras puntuales u ocasionales en el barrio si existe esa posibilidad, pero es una opción a tener en cuenta para esos días en los que se hace necesario robar minutos (incluso horas) de donde sea.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear