Por @Wicho — 20 de Abril de 2010

Anatomía de un tweet por Raffi Krikorian
Clic en la imagen para ampliar

Para lo poco que se puede escribir en un tweet, 140 caracteres, es sorprendente la cantidad de información «oculta» que viaja con cada uno de ellos, como se puede ver en la ilustración Map of a Twitter status object de Raffi Krikorian, en la que el texto en sí va dentro del bloque asalmonado del principio.

Y la cosa irá creciendo, ahora que Twitter ha anunciado que se podrán añadir metadatos a los tweets mediante las Anotaciones.

(Vía Gizmodo).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear