Por @Alvy — 18 de Julio de 2013

Jimmywales-V-1

Este artículo originalmente en Cooking Ideas, un blog de Vodafone sobre historias que «alimentan la mente de ideas».

La foto de Jimmy Wales aparece en los banners que la Wikipedia coloca cada año para recaudar dinero para su proyecto. Junto a él aparecen voluntarios de todo el mundo, hombres y mujeres de todas las edades, desde los más venerables a jóvenes chavales. Pero cuando comprueban la efectividad de esos banners de autopromoción siempre sucede que Jimmy Wales es el más «efectivo». Hace unos meses tuvimos la suerte de que Wales en persona viniera a Madrid al encuentro Emprendo con Vodafone, donde aprovechó para bromear con la situación y dejar de paso algunos curiosos detalles.

Siendo uno de los sitios más populares de toda Internet y desde hace años situado en el Top 5 podría pensarse que Wales es un tipo forrado que gana un montón de dinero con su proyecto. De hecho, muchos de los asistentes a las jornadas ni siquiera eran conscientes de que Wikipedia lo gestiona una Organización sin Ánimo de Lucro – la denominada Fundación Wikimedia. Él no se queja, pero no es así. Originalmente se necesitaba poco dinero; hoy en día los cientos de servidores, un gran consumo de ancho de banda –por no hablar de la factura eléctrica– y decenas de personas empleadas allí (trabajos administrativos en su mayor parte) requieren planificar una campaña de donaciones con tiempo para poder cubrir el presupuesto sin grandes problemas.

Como parte de esas campañas se utilizan las fotos de algo más de cien empleados y voluntarios de países de todo el globo, junto con frases acerca de su trabajo – todo ello llamando a la acción para conseguir unos dólares, que de promedio son unos 25 o 30 por donante. Cuando comprobaron por primera vez –casi por curiosidad– cuál era la foto más «efectiva» en cuanto a clics y dinero recaudado el resultado fue claro y por goleada: Jimmy Wales.

Se ve que la gente, o al menos los donantes, conocen bien al fundador del proyecto. Pero él por otro lado dice ser un tanto tímido y sugirió que se usaran más fotos y se probaran otras ideas. De poco sirvieron otros formatos y fotos de gente de otros perfiles: el de Wales seguía siendo el mejor. Como ejemplos curiosos mencionó dos: había un perfil de una agraciada wikipedista de Barcelona que resultaba especialmente atractiva y llegó a marcar récords de clics… pero apenas consiguió recaudar nada. (Según Wales, los clics tal vez eran consecuencia de que un alto porcentaje de los visitantes sean masculinos).

También probaron a usar la foto de un prototípico geek grandote, con melena y pinta de heavy peligroso pero entrañable a la vez, un poco a lo Lordi. Aunque en este otro caso el número de clics era más bien bajo en cambio resultó ser uno de los que más dinero recaudaba tras cada clic.

Pero ni la una ni el otro pudieron hacer sombra a Wales: en conjunto ha sido quien más dinero ha recaudado de todos los que han enseñado el careto para pedir dinero para el proyecto. Una fórmula por cierto que resultaba repetitiva, cansina e incluso agobiante para muchos visitantes. Algo que, por lo que explicó, pronto va a cambiar.

Y es que a alguien se le ocurrió hace poco no concentrar la campaña de donaciones en unos pocos meses sino realizarla a lo largo de todo el año. De modo que calcularon que con mostrar el banner de autopromoción quizá 4 o 5 veces al año a cada usuario sería suficiente para llamar su atención. Se diseñó además con un aspecto llamativo y colores chillones. La idea es sencilla: si a la primera funciona, perfecto. Y si el usuario prefiere cerrarlo con un clic en el «aspa» ya no se le vuelve a molestar con peticiones. (Si simplemente lo ignora se reintenta pasado unos meses).

De este modo las peticiones para las donaciones son más ligeras y discretas y aun así se pueden conseguir el objetivo: unos cuantos millones de dólares necesarios para que el ese mega-proyecto llamado Wikipedia siga funcionando, libre de publicidad y al alcance de cualquiera, como hasta ahora.

{Foto: Jimmy Wales (CC) Joi Ito @ Flickr}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear