Por @Alvy — 29 de Enero de 2012

Nadie hace ni caso a esos anuncios, pero son molestos de narices, así que la técnica que explican en este vídeo resulta de lo más práctica. Resulta un poco irónico que el propio vídeo incluya anuncios, pero… es lo que hay (!)

(Vía The Presurfer.)

Compartir en Facebook  Tuitear