Por @Alvy — 22 de Agosto de 2014

Captura
+
Photoshop
=

El 40% de los whatsapps y SMS usados en juicios son falsos, según la Asociación de Internautas.

En la página explican cómo utilizar software específico para simular que se envían SMS o whatsapps falsos; la realidad podría ser incluso mucho más simple: la gente suele entregar en juicios capturas o «pantallazos», a veces en papel, a veces en formato digital en un pendrive. Lo cual sin poder analizar el terminal en cuestión puede simplemente no servir de nada si la otra parte se dedica a minar las pruebas dándolas por falsas: las impresiones de whatsapps, SMS, correos y otro tipo de pantallazos son tan fáciles de manipular que es muy difícil por no decir imposible demostrar su autenticidad. Tan solo cuando ambas partes dan por auténtico un mensaje concreto el asunto puede servir de algo, pero es una trampa en la que muchos abogados ya saben que no deben entrar.

La asociación avisa:

Llamamos la atención de los jueces para que no se fíen, para que no den como buenas estas pruebas, sobre todo si una de las partes denuncia que han sido manipuladas. Es posible manipular estos mensajes en minutos, es sencillo para gente que tenga cierto manejo de herramientas de software, no hace falta que sean expertos. Nos llaman con frecuencia de los juzgados para preguntar si estas comunicaciones pueden ser manipuladas (…) tenemos constancia de casos judiciales en los que se han aceptado SMS y mensajes de WhatsApp que posteriormente se han revelado como falsos. Hay jueces a los que les presentas un SMS y directamente se creen que es bueno.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear