Por @Wicho — 14 de Junio de 2006

El congreso de los Estados Unidos lleva ya algún tiempo dándole vueltas a la Communications Opportunity, Promotion and Enhancement Act of 2006, una ley que pretende modificar ciertos aspectos de la Telecommunications Act of 1996, otra ley que si bien pretendía favorecer la competencia en el mercado de las telecomunicaciones en la práctica supuso que las empresas que sobrevivieron al periodo de fusiones y cambios posteriores a la su entrada en vigor ahora gocen de una posición aún más fuerte de la que tenían antes.

La COPE Act pretende, al menos sobre el papel, y entre otras cosas, abrir de nuevo el mercado e intentar conseguir que bajen los precios de las suscripciones a servicios de televisión por cable y banda ancha en los Estados Unidos.

Algunos políticos han intentado añadir a esta ley provisiones que eviten que los operadores de telecomunicaciones puedan discriminar cierto tráfico o usuarios de sus redes en función de sus intereses y mantener así lo que ha venido en llamarse neutralidad de la red, pero el viernes pasado una votación en la House of Representatives, que es la cámara baja del congreso estadounidense, hizo que una enmienda propuesta por Ed Markey en este sentido no fuera aprobada, con lo que ahora sólo queda la esperanza de que enmiendas similares puedan ser aprobadas en el Senado: Net Neutrality or Not?

Sin nada que se lo prohiba, el temor de mucha gente es que las telecos empiecen a crear una especie de Internet a su medida con distintos tipos de acceso.

¿Que quieres usar Google como buscador? Vale, pero si usas el «Super-Duper Buscator», que nos paga una pasta para ello, todo irá más rápido. ¿Que te van lentas las descargas por BitTorrent? Tsk, tsk, chico malo, eso no se hace… ¿Que quieres usar servicios de telefonía sobre IP? Pues mira que mala suerte que no nos interesa nada que lo hagas y le damos muy, muy poca prioridad a ese tipo de paquetes…

También es posible que ofrezcan dos tipos de acceso (o más), una básico, con restricciones como las citadas o las que les parezcan oportunas, y otro «full equip» que permita un acceso en condiciones de igualdad a todos los servicios.

Así que las telecos, encantadas de que esta enmienda no se haya aprobado.

El argumento de los políticos -correspondientemente «lobbyizados», supongo- es que no hacen falta regulaciones al respecto y que el mercado se autorregulará, aunque aquí igual convenía recordarles casos como los de ciertas aerolíneas pactando precios en los billetes o algunas discográficas haciendo lo propio con los precios de los discos.

Además, dicen las telecos que al ritmo que la gente está demandando servicios de banda ancha (vídeo bajo demanda, música, etc) la infraestructura de Internet se colapsará pronto, y que alguien tiene que pagar por ello, aunque yo creía que eso ya iba incluido en lo que les pagamos cada mes.

Por otra parte, si al final se les deja hacer lo que quieren a las telecos, las grandes empresas de Internet se las arreglarán sin problemas para para pagar lo que les pidan -al final seremos los usuarios los que paguemos, claro- pero las pequeñas start-ups o empresas con menos recursos no podrán jugar en igualdad de condiciones.

La Petite Claudine explica muy bien el tema en Primera Gran Guerra por el control de la Red; en Barrapunto también se comenta un poco el resultado de la votación del viernes en El Congreso estadounidense rechaza la obligatoriedad de neutralidad de red, incluyendo los posibles efectos que esto pudiera tener para usuarios de otros países que tienen sus sitios alojados en servidores americanos, por no hablar de que a las telecos y similares de por aquí les de por pedir a los políticos que les hagan una ley similar, y vistos los antecedentes con el canon sobre CDs y similares o sobre las leyes de porpiedad intelectual, la cosa es como para echarse a temblar.

Por citar alguno, hay un artículo de Craig Newmark (el de la craiglist) a favor de la neutralidad de la red en Keep the Internet neutral, fair and free; hay otro que defiende que no es necesario regular esa neutralidad en Upgrading the 'creaky' Internet.

Veremos qué hace el senado de los Estados Unidos, pero desde luego este es un asunto que puede poner patas arriba el concepto de Internet que manejamos en la actualidad.

Actualización 15 de junio de 2006: Una interesante anotación de Tim Berners-Lee sobre el tema, Neutrality of the Net. (Gracias, Juan de Dios.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear