Por @Alvy — 12 de Junio de 2013

Movingtocloud

El el blog de Google apuntan a un dato de un estudio que la compañía ha encargado al Lawrence Berkeley National Laboratory respecto a cuánto podría ahorrarse en energía si la gente que usa ordenadores en las oficinas (unos 86 millones en EE.UU.) se pasara «a la nube». El total es un ahorro del 87 por ciento en energía, unos 23.000 kWh anualmente.

El cálculo es más o menos así: actualmente entre el uno y el dos por ciento del consumo mundial de electricidad está en los centros de proceso de datos. Como esos gigantescos servidores de cloud computing suelen ser más eficientes que los que las empresas tienen en sus sótanos (y estamos hablando de tareas comunes como el correo electrónico, software productividad, etcétera), si las compañías pasaran a usarlos podrían ahorrarse unos 326 petajoules – que es más o menos ese 87 por ciento del consumo total de energía del informe.

El estudio completo con todos los detalles está aquí:

En resumen es que «la nube» de Internet es bastante «verde», pero podría ser todavía más verde si las empresas optimizaran sus recursos para adaptarlos a sitios donde el consumo de energía en relación con el trabajo informático que se ha de realizar es más eficiente. Algo que como sabemos tiene sus ventajas y sus riesgos pero a lo que parecemos abocados.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear