Por @Alvy — 24 de Junio de 2014

Favtwitter-1

¡Ding! Ahí va una estrella junto a un tuit. Porque es divertido. Para leerlo más adelante. Porque parece importante. Porque se está de acuerdo. Para discutirlo luego. Porque hace «sentirse especial». Porque tienen vídeo o fotos. Porque es emotivo. Porque es un «buen» tuit. Porque lo ha escrito una celebridad. Porque se quiere ser una celebridad. Porque lo ha escrito un amigo. Porque es de la familia. Para ser parte de la conversación. O, simplemente, por accidente.

De hecho, según un estudio analiza por qué la gente marca sus tuits «favoritos» en Twitter (detalles en mi artículo para RTVE.es) tan solo el 65% de los usuarios saben que existe el botón «marcar como favorito» (!!??) Toda una lección para algunos que destilan el complejísimo comportamiento de toda una red social dejándolo en un aséptico número de FAVs, RTs o followers.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear