Por @Alvy — 5 de Marzo de 2013

Deathlist

Quizá prefieras no leer esto si eres una persona sensible y fácilmente impresionable, no te gusta el humor negro o te molestas fácilmente por las cosas raras que gente a la que no conoces de nada hace en Internet.

Resulta que había oído hablar muchas veces de la Deathlist aunque nunca había llegado a verla. El otro día que falleció un actor conocido me acordé y eché un vistazo, y ahí estaba: una idea entre lo macabro y lo socialmente interesante, una especie de experimento social que lleva funcionando desde 1987 al menos.

El asunto funciona así: la gente hace una predicción a partir de una encuesta sobre qué personas famosas tienen más probabilidades de morir próximamente. Originalmente entendí que se elegían solo actores de Hollywood, pero al parecer vale cualquier famoso de otro tipo. El tema se simplifica porque en cada convocatoria solo hay que elegir los que morirán durante el año siguiente. Con los votos se construye un ranking y según pasa el tiempo y la parca se los lleva se van tachando. Al final del año se hace un recuento a ver qué tal fue la capacidad adivinatoria de los participantes.

Naturalmente en la lista hay personajes muy ancianos, unos pocos que tal vez son más jóvenes y llevan vidas «arriesgadas» y otros que se eligen por lo que leen de ellos en las revistas y noticias. El asunto es que tienen que ser famosos por algo – y no solo gente que se sepa que está a punto de fallecer por otras razones. La lista tiene 50 nombres en total y para evitar que aparezcan siempre los mismos cada año es obligatorio que cambie la mitad de la lista.

Este año llevan en dos meses 4 aciertos de 50, con una proyección a casi 24 cuando acabe 2013. Casi todos los candidatos son mayores de 70 e incluso 80 años, hay unos cuantos de 90 e incluso uno de 100 (un nazi). En 2012 se acertaron 12 famosos, en 2011 fueron 7 y en años anteriores en 8, 9, 12, 14 (¡récord!)… en 1991 curiosamente la gente no acertó ni uno (!)

El más joven de la lista que he encontrado fue Shaun Ryder en 1992, cuando tenía 30 años (pero todavía vive). Chavez, presidente de Venezuela (de 59) ocupaba el puesto #2 de la lista de este año. Entre otros nombres conocidos «previstos» para 2013 están Kalashnikov (inventor del AK47), Zsa Zsa Gabor, João Havelange, Bush (padre), Nelson Mandela, Mubarak, Kirk Douglas, Fidel Castro, Nancy Reagan, Doris Day, Stan Lee, Henry Kissinger, Fats Domino y Peter O'Toole.

La lista tiene cierta solera y al parecer surgió en Inglaterra. Desde luego el tema es inquietantemente extraño pero según creo ya se practicaba este tipo de «juego de humor negro» en otros formatos incluso antes de que existiera Internet. En fin: la típica lista maldita en la que uno preferiría no estar, aunque esté claro el final va a ser el mismo para todos nosotros. ¡Game Over!

Bonus: Wicho me pasó The Tweet Hereafter, una web que recoge los últimos tuits de personas que ya murieron. La colección es de tuits totalmente reales: una mezcla de últimos mensajes normales y corrientes, otros de gente «que ve venir a la parca» o incluso de irónicas «últimas palabras» (¡ejem!). Repasando los nombres, las marcas de tiempo del tuit y el fallecimiento y conociendo algunas de las variadas historias detrás de cada persona (accidentes, suicidios, crímenes o simplemente… nada relevante) la verdad es que la sensación de revisarlos es muy extraña.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear