Logo Lainformacion.com
< Clarividencia informática
A.L.I.C.E. >

Cibertickets discriminatorios

Igual que muchas otras compañías aéreas Iberia ofrece la opción de utilizar el billete electrónico (Ciberticket) en las compras por Internet, lo que supone un pequeño ahorro en el precio de éste y más agilidad en los trámites en el aeropuerto, pero por alguna razón Iberia ha decidido que desde el pasado 5 de febrero para emitir los cibertickets es necesario que el titular de la tarjeta de crédito con la que se han pagado el o los billetes presente ésta en el mostrador de Iberia el día de la salida del vuelo, a menos que seas titular de una tarjeta Iberia Plus Platino, Oro o Plata.
Desde el 5 de Febrero de 2004, la emisión de billetes a través de www.iberia.com con la modalidad de Ciberticket (Billete Electrónico), requiere que el Titular de la Tarjeta de Crédito con la que se han pagado el (los) billete(s), presente dicha tarjeta el día de salida del vuelo en el mostrador de facturación de Iberia, excepto Clientes Iberia Plus Platino, Oro y Plata.
Supongamos que alguien que no tiene una de esas tarjetas «privilegiadas» compra un billete con cargo a la tarjeta de crédito de su pareja / cónyuge /socio / empresa / etc. Gracias a la nueva norma, tendrán que ir tanto el viajero como el titular de la tarjeta al aeropuerto para conseguir que Iberia emita el billete, lo que no siempre es posible ni mucho menos práctico.

Además, Iberia ni siquiera ha tenido el detalle de no aplicar la norma a los billetes comprados con anterioridad a la entrada en vigor de la norma: una compañera de trabajo iba a viajar hace unos días con un billete pagado con la tarjeta de crédito de su marido y le fue imposible obtener la tarjeta de embarque en las máquinas de auto-facturación; se dirigió entonces al mostrador de Iberia dónde finalmente le emitieron el billete tras comentarle que les viene ocurriendo lo mismo con mucha frecuencia, sobre todo en el caso de los viajes de empresa, lo que es bastante lógico porque raramente la persona que viaja es el titular de la tarjeta de crédito de la empresa.

Al preguntar qué podía hacer con todos los billetes que ya ha reservado y pagado de aquí en adelante le contaron algo así como que tendría que sacar billetes nuevos y pedir en una oficina de Iberia que le reembolsaran los que ya había sacado, lo que según creo y dependiendo del tipo de tarifa puede ser imposible, además de que a lo mejor ya no quedan billetes con la misma tarifa en los vuelos en cuestión.

¿La solución de Iberia de cara a la compra de billetes nuevos cuando el que va a viajar no es el titular de la tarjeta de crédito?
Le informamos que si desea pagar el billete a otra persona (con su tarjeta de crédito) y no va a poder presentarse en en el Aeropuerto el día del INICIO del viaje, deberá solicitar en la página de compra, otra modalidad de retirar sus billetes:

• Recogida en Oficinas de Iberia o Agencias de Viaje
• Entrega por Mensajería.
Aparte de molestar al cliente y penalizar a aquellos que no tienen la tarjeta adecuada tanto en cuanto a precio como en cuanto a comodidad, lo cierto es que no se me ocurre qué otro objetivo puede perseguir Iberia con esta medida.

En un principio pensé que podría ser por seguridad, pero en realidad no arregla nada en este sentido, ya que aparte de no aplicarse a todos los viajeros, tampoco asegura que la persona que obtiene la tarjeta de embarque es la persona que va a viajar ni que la persona que viaja sea aquella cuyo nombre aparece en la tarjeta de embarque: yo mismo tuve que viajar la semana pasada a Madrid para, entre otras cosas, celebrar la I Gran Cumbre Microsierva, y el día anterior a viajar fue mi mujer la que se acercó al aeropuerto con mi tarjeta de Iberia y mi tarjeta de crédito a recoger mis tarjetas de embarque en las máquinas de auto-facturación porque yo tenía un día muy liado; además pudo haber viajado a Madrid mi primo Pepe con mis tarjetas de embarque, porque nadie me pidió que me identificara en ningún momento.

¿A alguien se le ocurre un motivo razonable para que Iberia haya implantado esta medida?

¿O es sólo una muestra más de la patochez hispana habitual en lo que respecta al comercio electrónico?

Actualización 16-3-2005: poco más de un año después, ya no es necesario que el titular ni la tarjeta se pasen por el aeropuerto si al hacer la compra introduces el código de seguridad (CVV) de ésta:
Si el pago se realiza con tarjeta Visa o American Express, puede indicar el código de seguridad de dichas tarjetas en el campo marcado con las iniciales «CVV» y de esta manera no será necesaria la presentación de la tarjeta en el aeropuerto.
Para los usuarios legítimos de la tarjeta es sin duda una buena noticia; para los que la hayan robado y quieran usarla sigue sin suponer un problema. Así que, ¿para qué todo este lío?