Por @Alvy — 5 de Diciembre de 2005

Todo un clásico, disponible en castellano:

El artículo Trolls de Internet de Timothy Campbell es sumamente interesante para cualquier internauta, incluso de los que se limitan a navegar de vez en cuando o a escribir unas líneas en su blog personal. Leerlo apenas toma siete minutos, y ahora que ya está disponible en castellano, su lectura es prácticamente obligada.
Si prefieres el inglés original, está publicado como Internet Trolls.
Un «troll» de Internet es el (normalmente es un él) que siente placer al sembrar discordia en Internet. Intenta iniciar discusiones y ofender a la gente (...) La única manera de tratar con trolls es limitar su reacción a recordar a los demás que no respondan a los trolls.

(Vía Barrapunto.)

Actualización (1 de diciembre de 2008): Tanto el sitio original como el de la traducción desaparecieron, por lo que he cambiado los enlaces a otros sitios donde pueden leerse.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

24 comentarios

#1 — Gace

Precisamente un motivo por el que personas que conozco (y yo misma) abandonamos un par de foros fue por al aparición de Trolls... les llamábamos "moscascojoneras"... en fin...

#2 — Fernando Plaza

Me parece un artículo estupendo, sólo faltaría añadir que los trolls están siempre enfadados porque nunca han tenido novia :)

#3 — Miguel

Do Not Feed the troll ;)

#4 — Alberto

¿Qué pasa si azuzas a un troll contra otro?
¿Y si les suplantas?

"La duda, la terrible duda, con su simpático nombre de perrita rusa"

#5 — Uno asustado por un troll

Los trolls son tan feos tambien como en la ficcion?! ji ji ji

#6 — Carles

Realmente los Trolls abundan más con el tiempo, y arruinan bastantes hilos y foros.

Muy buenos consejos.

Añado uno a la cita:
Si intenta razonar con un troll, él gana. Si insulta a un troll, él gana. Si le chilla a un troll, él gana. Lo único que los trolls no pueden aguantar es que se les ignore.

testosterona mode=on
Si pillo a un troll en un cyber con las manos en la masa (cosa poco probable) a ostia limpia no me gana. Mido 1'93, peso 90 kg y aplasto bastantes kg/cm2 a puñetazos...
testosterona mode=off

Bueno, no me he podido resistir...
Solo queria aportar un poco de humor :)

#7 — Lou

Muy interesante, debería ser posteado regularmente a todos los foros de internet. Por cierto, por algún motivo que desconozco no he podido hacer un trackback desde mi blog, así que sirva esto como sustituto.

#8 — Alex

Mmm, me ha gustado la idea de #4 de suplantar la personalidad de un Troll. Por ejemplo, si entra en un sitio y empieza a berrear, hacerme pasar por él y pedir disculpas al estilo de "siento lo que he dicho antes, es que había bebido y estaba un poco excitado..."

#9 — Mechanical

Los trolls son una pandilla de gilipollas, que se creen con derecho a fastidiar al prójimo internauta, afortunadamente con ignorarlos se acaba con ellos.

#10 — Memo

Apenas voy a la mitad y ya llevo 7 minutos, que lento leo :(

#11 — Shora

Los trolls son gente cobarde que se esconden en el anonimato para fastidiar al personal porque saben que salen impunes de ello.

#12 — Miguel

Yo si posteara en microsiervos.com le dedicaría otro post alos "Talibanes Ortográficos" . Un saludo

#13 — ricardo

El único problema que veo es que la en la lucha por captar la atención de los que leemos, la línea entre comentar algo de forma sosegada y crear polémica, porque sí, se haga cada vez más borrosa.

¿A quién toca atacar esta semana? Pues a por él/ella/ellos. Fenómeno... cuanta gente viene a verlo y a contar cosas... Teniendo en cuenta la evolución de las suscripciones de la gente (en clara tendencia a concentrarse en pocos sitios), seguro que los "creadores de polémica" aumentarán. Para mí que esto va en contra de generar discusión interesante, pero es solo mi opinión.

#14 — Roy Batty

#4 y #8 la verdad es que pensé lo de la suplantación de personalidad del troll en un foro maravilloso que se fue yendo a pique. Después de pensarlo un poco concluí que no valía la pena, sólo se le estaría allanando el camino. Al final se acabó registrando (signo inequívoco de que le daría un poquito igual) y creo que va a acabar destrozando el foro cuando su karma haga un underflow ;-)

#15 vaaale, troll quizás es un poco ridículo, pero t*c*apelot*s probablemente ya estaba cogido. Y lo del artículo, si en vez de "No alimentes al troll" se hubiera titulado "La repercusión social de la Internet sobre la comunicación humana".... bueno, no todo el mundo entiende los ensayos sociológicos o está dispuesto a leerlos, amigo!

#15 — Sánchez

No tenéis ni puñetera idea, vosotros mismos sóis los trolls de otras webs.


"EL INFIERNO SON LOS OTROS"
Jean Paul Sartre

#16 — Joshua

Tengo q admitir q yo era uno de esos, y de los buenos, mmm se lo atribuyo al ocio y a la esquizofrenia.

#17 — mini-d

"testosterona mode=on
Si pillo a un troll en un cyber con las manos en la masa (cosa poco probable) a ostia limpia no me gana. Mido 1'93, peso 90 kg y aplasto bastantes kg/cm2 a puñetazos...
testosterona mode=off"

Hehe. Fantasía de cualquier autor.

#18 — Vicent

Es un problema bastante serio y cada vez ira a más. Quita mucho tiempo el combatirlos y no se si tendremos que crear una base de datos de trolls.

El artículo es genial y está muy bien escrito. Al menos la versión en castellano.

#19 — BT

El sueño de todo troll sería cobrar por trollear. ¿No me digais que no conoceis a ninguno que cobre? Yo conozco a decenas lo unico que no trollean en internet sino por televisión, los hay extra-ordinarios como Aída Nizar, los temporales como los exconcursantes de gran hermano, los ocasionales como el ex de... o el amigo de... y como en toda profesion estan los universitarios como los periodistas de salsa rosa. Seguro que me dejo alguna categoría.

#20 — Scila

Yo no llego a los 1,93 como Carles me quedo en 1,87 pero para compensar rondo los 100 kilitos, y curiosamente nunca me ha increpado nadie en el metro o un bar, ni siquiera si previamente le he pisado el dedo gordo del pie. Sin embargo estoy hasta las narices de la gente se anima a insultar en cuanto ve medio resquicio, esa gente debe tener serios problemas de autoestima o algo así y sólo se siente "poderoso" tras el anonimato que da internet y posiblemente conduciendo.

#21 — Anonymous

El trolleo puede llegar a ser un arte. Cualquier niñato puede meterse en un foro a tocar los cojones, hasta que le expulsen, pero luego están los otros, los que que con una educación exquisita saben como sacar de quicio a todo el mundo, los que son capaces de dinamitar un hilo con solo un comentario, y cuando todo el mundo se pone insultarlos y a pedir su cabeza al moderador allí siguen en sus trece sin perder los nervios, recordando que, efectivamente, no han quebrado ninguna norma del foro y que solo se han expresado libremente. Lo mejor es que hasta argumentan.

Creo que todos hemos conocido a alguno de estos expertos en tirar la piedra y esconder la mano, en hacer que hasta el forero mas experto entre al trapo, en tergiversar cualquier cosa, y nos hemos dicho a nosotros mismos: no se si este tio será así de verdad o está trolleando, pero si es lo segundo es un artista, y hasta lo hemos hechado de menos cuando ha sido expulsado.

#22 — Lunarca

Dios mío, se me ocurren tantas aplicaciones del trollismo a la vida real (y en particular al periodismo español)...

#23 — gaps96

Muy buen artículo en verdad. Solo falta un link a la
Guía para comentar en weblogs de su propio sitio, que la verdad también tiene lo suyo.

Ah y quizá unos cuantos links a foros donde se ejemplifique esta curiosa experiencia.

#24 — Scila

Bueno, también hay que reconocer que de vez en cuando caes en algún foro, blog o hilo determinado donde no estás de acuerdo con lo que opina la mayoría y casi sin querer acabas discutiendo con todos con lo que alguien acaba llamandote troll... realmente sólo me ha pasado un par de veces y jamás he llegado a insultar ni faltar el respeto a nadie, pero seguramente alguien me haya considerado un troll por ir contra corriente... :) como ahora!