Por @Wicho — 5 de Agosto de 2009

Esta página fue publicada originalmente La Voz de Galicia, diario en el que nos han fichado como colaboradores para publicar una página sobre tecnología, ordenadores, Internet y esas cosas en la sección de Sociedad.

Ilustración por Edgardo CarosíaMicrosoft se hace con Yahoo! por la puerta de atrás,
La Voz de Galicia 2 de agosto de 2009.

El acuerdo para hacer frente a Google beneficia mucho a la firma de Redmond

A principios de febrero del pasado año, y tras meses de rumores, Microsoft hacía pública su intención de adquirir Yahoo! al confirmar que había realizado una oferta no solicitada de compra por un valor de 44.600 millones de dólares, lo que en aquel momento suponía ofrecer un 61% más que el valor en Bolsa de la empresa.

El mercado reaccionó en aquel momento haciendo subir ligeramente las acciones de Yahoo!, que, inmersa en serios problemas de organización y económicos ya desde algún tiempo atrás, podría recibir de la compra una muy necesaria inyección de capital, aunque también había dudas acerca de si Microsoft sabría manejar la nueva adquisición y mantenerla en funcionamiento dentro de su línea.

En cualquier caso, desde Yahoo! se opusieron con uñas y dientes a esta operación, y en especial lo hizo uno de sus fundadores, Jerry Yang, quien estimaba que la oferta era escasa y que estaba por debajo del valor real de la empresa.

Así, mientras Yang reclamaba al menos 37 dólares por acción, Microsoft no pasó de ofrecer 33, y a principios de mayo del 2008 anunciaba que desistía de la compra. Esto no solo provocó una enorme bajada en el precio de las acciones de Yahoo!, sino que terminó por costarle el puesto al propio Yang en noviembre, cuando las acciones de la empresa rondaban los 9 dólares, apenas un tercio de lo ofrecido en su momento por Microsoft, y cuando el acuerdo con Google para vender publicidad e intentar reforzar la posición de Yahoo! en el mercado se fue al traste ante las dudas de que las autoridades antimonopolio de los Estados Unidos lo fueran a aprobar.

Incluso algunos accionistas de Yahoo! amenazaron con emprender acciones legales contra el consejo de administración de la empresa al tener dudas de que el empeño demostrado en oponerse a la compra por parte de Microsoft hubiera actuado realmente en defensa de los intereses de esta.

Una segunda oportunidad
El cambio en la cúpula directiva de Yahoo! y los mensajes enviados por Microsoft de que podría retomar el interés en comprar parte de la empresa hacían que en mayo de este año ya comentáramos en estas mismas páginas que era más que probable que los días de Yahoo! como empresa independiente estuvieran contados. Esta semana Carol Bartz y Steve Ballmer, como directores ejecutivos de ambas empresas, anunciaban un acuerdo de colaboración que, según dice el comunicado conjunto, va a cambiar el panorama de las búsquedas en Internet.

Bajo los términos de este acuerdo, con una duración prevista de 10 años y que aún debe recibir la aprobación de las autoridades pertinentes (se espera que ocurra a principios del 2010), Microsoft adquiere una licencia exclusiva para utilizar los algoritmos de búsqueda de Yahoo! e integrarlos si así lo desea en su motor de búsqueda; mientras que Bing, el recientemente lanzado buscador de Microsoft, se convertirá en el motor de búsqueda que utilizará Yahoo! en sus sitios una vez que el acuerdo entre en vigor, lo que a mi modo de ver quiere decir que a todos los efectos la tecnología de Yahoo! va a dejar de ser utilizada para las búsquedas. Yahoo!, por su parte, pone su fuerza de ventas a funcionar al servicio de AdCenter, la plataforma de venta de publicidad en línea de Microsoft que sirve para incluir anuncios en las búsquedas, y se convierte así en una especie de agencia de medios para promocionar comercialmente este.

Un claro ganador
El acuerdo incluye otros puntos, pero, en la práctica, lo que consigue Microsoft es hacerse a todos los efectos con el tráfico de búsquedas de Yahoo! para redirigirlo a Bing -ya sea directamente o camuflado dentro del buscador de Yahoo!- y así poder empezar a plantearse hacerle competencia a Google; mientras que Yahoo! recibirá una compensación económica que sin duda necesita seriamente por la publicidad que se venda.

En mi opinión, quien sale ganando claramente es Microsoft, que no solo se lleva el tráfico de Yahoo!, sino que, a tenor de algo que se menciona de pasada en el comunicado oficial, donde se dice que ambas empresas compartirán el mínimo de información necesaria acerca de los usuarios para respetar su privacidad, se va a quedar con los historiales de búsquedas de los usuarios, algo de lo que a la larga sin duda conseguirá sacar tajada.

Puede que no se esté comunicando así, pero para mí la lectura más importante de este acuerdo es que Microsoft ha conseguido, en la práctica, comprar Yahoo! al hacerse con el control de sus activos más importantes, aunque haya sido por la puerta de atrás, y por mucho que la segunda conserve el control de sus otros intereses en Internet como las páginas web de Flickr o del.icio.us.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear