Por @Wicho — 4 de Diciembre de 2006

Modem USB VodafoneAprovechando que en las últimas semanas he tenido que viajar bastante he aprovechado para probar uno de los módem USB 3G de Vodafone que nos prestaron y ver cómo funciona bajo Mac OS X, aunque salvo el apartado de instalación todo lo demás es aplicable también a su uso con Windows.

Importante: Ten en cuenta que el software para Mac OS X que utilicé para hacer esta reseña es una versión beta, por lo que cuando salga la definitiva puede haber cambios que recogeremos en el momento oportuno.

El kit

El equipo probado es el kit llamado Módem USB Vodafone Mobile Connect - Con tarjeta de datos prepago, y que según dice en la caja es «Autoinstalable - Accede a Internet desde cualquier lugar». Su precio es de 169 euros IVA incluido e incluye 25 MB de tráfico en el Bono Inicial.

Los contenidos del kit son:

  • El módem USB propiamente dicho, en concreto un Huawei E220. Con unas medidas de 4,5×9×1,2 centímetros y un peso de 50 gramos cabe en cualquier sitio de tu bolsa de gadgets o en cualquier bolsillo, con lo que también es fácil perderlo de vista en un momento dado.

    La parte trasera incluye las correspondientes certificaciones, el número de serie y el IMEI del módem; la parte delantera sólo lleva el logotipo de Vodafone y un LED verde/azul para indicar que el módem está encendido y a qué tipo de red está conectado.

    El alojamiento de la tarjeta SIM está en el lateral izquierdo y es similar a la de cualquier teléfono móvil. De hecho, puedes usar esa SIM en un móvil de Vodafone o en un móvil libre sin ningún problema.

  • Un cable USB A a USB mini de 16,5 centímetros.

  • Un cable con dos conectores USB A a USB mini de 85 centímetros que tendrás que utilizar si el puerto USB de tu ordenador no da la corriente suficiente para que funcione el módem.

  • Una pieza de velcro para poder acoplar el módem a tu ordenador.

  • Los correspondientes papelajos y manuales:

    • Manual del Cliente de Vodafone, que incluye la tarjeta SIM, una Quick Start Guide y un tríptico con una encuesta que si devuelves correspondientemente cubierto te sirve para ganar 12€ de saldo y 100 puntos.
    • Guía de Inicio Rápido editada por Vodafone.
    • Guía de Instalación Rápida editada por Huawei.
    • Información de seguridad.
    • Garantía.

Todo ello viene metido en una caja de plástico similar a la de un DVD que a su vez viene en una caja de cartón, cajas que acabarán rápidamente en el trastero o en el fondo del cajón.

Requisitos del sistema e instalación

Según dice en la parte trasera de ambas dos cajas y en la Guía de Inicio Rápido los únicos requisitos para usar el módem USB 3G con un ordenador Apple, aparte del módem en sí y de una tarjeta SIM válida, son:Pero en realidad necesitarás además uno o dos puertos USB (obviamente) y, sorprendentemente, una resolución de pantalla de al menos 1024 píxeles en horizontal, pues de lo contrario el software para Mac OS X se niega a funcionar, aunque esto no debería ser un problema a estas alturas a menos que tengas tu Mac enchufado a un monitor que no vaya más allá de los 800×600.

Una vez descargado y descomprimido el software [16 MB, enlace directo] la instalación de este no tiene ninguna complicación, ya que el instalador contenido en la imagen de disco se encarga de todo; sólo tendrás que autorizarlo mediante tu contraseña de administrador, o tendrá que hacerlo el que lleve la informática de tu empresa si no tienes clave de administrador. Al acabar te pedirá que reinicies el Mac, y listo.

Encontrarás la aplicación Vodafone Mobile Connect, en la carpeta de Aplicaciones, aunque quizás no estaría de más que el instalador ofreciera la opción de añadirla al Dock, ya que no arranca automáticamente al enchufar el módem al Mac.

En cualquier caso, por si te lías, hay disponibles unas instrucciones de instalación [PDF 960 Kb] que te llevarán paso a paso por el proceso.

Este software, por cierto, es para PowerPC, pero no tuve ningún problema para usarlo en mi MacBook Pro con procesador Intel.

Conectarse a Internet

Una vez instalado el software, el primer paso para usar el módem, suponiendo que ya le hayas introducido la tarjeta SIM, es, obviamente, conectarlo al ordenador.

3G USB Vodafone 1Las instrucciones dicen que son necesarios dos puertos USB para que el módem funcione, pero en todos los Macintosh en los que lo probé (MacBook Pro a 2 GHz, PowerBook G4 a 1 GHz, iBook G4 a 933 MHz y un iMac G5 a 1,8 GHz) este sólo necesitó un puerto para funcionar, aunque según cuenta Enrique Dans en Ya estoy conectado él tuvo que utilizar dos de los puertos USB de su iMac Core 2 Duo a 2,33 GHz para que el módem funcionara… pero estoy casi dispuesto a apostar algo a que Enrique siguió las instrucciones fielmente y no probó a enchufarlo nada más que en un puerto.

En cualquier caso, si tu Mac es de los que necesitan dos puertos USB para que el módem funcione, configuración en la que un puerto se utiliza para datos y corriente y el segundo para un aporte extra de corriente, puedes tener un problema si tienes un portátil de los que llevan un puerto USB en cada lado, como sucede en algunos de los PowerBook G4, en cuyo caso necesitarás un prolongador USB, ya que el cable que viene en el kit sólo sirve si los dos puertos USB están próximos.

Después de enchufar el módem, el LED parpadeará en verde (dos parpadeos rápidos seguidos de una pausa) para indicar que está listo para funcionar, y a partir de ese momento ya puedes arrancar Vodafone Mobile Connect, que según arranque te pedirá el PIN de la tarjeta SIM, aunque hay una opción para que lo memorice y no te lo pida cada vez.

Una vez introducido el PIN el software comienza a buscar la señal de Vodafone.

Es importante tener en cuenta que en su modo de funcionamiento por defecto el software escoge la opción Best available 3G Broadband/3G (UMTS)/GPRS, lo que en realidad quiere decir que escoge la más fuerte que detecta, no la más rápida, con lo que si en el sitio en el que estás hay cobertura 2G (GPRS) y 3G pero la primera llega con más fuerza que la segunda, Vodafone Mobile Connect configurará el módem para funcionar sobre GPRS en lugar de 3G. En cualquier caso, tienes la opción de forzarle a usar 3G con la opción Solamente para HSDPA/UMTS o, llegado el caso, 2G con la opción Solamente par GPRS (y sí, los idiomas de las opciones salen mezclados).

Una vez «enganchado» el módem a la señal de la operadora el parpadeo será de un sólo pulso verde seguido de una pausa (para GPRS) o un pulso azul seguido de una pausa para 3G.

En ese momento ya puedes pulsar Activar para que el software configure tu Macintosh para conectarse a Internet a través del módem USB, para lo que te pedirá una clave de administrador, algo que no he encontrado la opción de evitar y que puede suponer un problema si el usuario que quiere utilizar el módem no tiene privilegios de administrador por política de empresa o un motivo similar.

Si tienes marcada la opción Recordatorio en las preferencias aparecerá una ventana avisándote de que la configuración está terminada; de lo contrario el programa se cerrará sin decirte nada más.

A partir de ahí tu Mac está listo para conectarse a Internet utilizando la aplicación Conexión a Internet o el icono del módem de la barra de menús si lo tienes activado, lo que apenas le lleva unos segundos, momento en el que el LED deja de parpadear.

Todo este proceso de configuración sobrevive a que te conectes y desconectes de Internet las veces que necesites o a que pongas el ordenador en reposo, pero si enchufas y desenchufas el módem tendrás que volverlo a activar arrancando de nuevo Vodafone Mobile Connect y activándolo de nuevo.

Velocidad

Vodafone anuncia este servicio como una ADSL móvil, así que lo primero que hice una vez que me conecté fue empezar a medir la velocidad en distintos sitios utilizando el test de velocidad de Speakeasy - Speed Test [necesita Flash], siempre contra su servidor de Nueva York y desde el mismo ordenador (MacBook Pro a 2 GHz con Mac OS X 10.4.8 y 1 GB de RAM) para mantener en la medida de lo posible los resultados dentro de los mismos parámetros.

Los resultados obtenidos fueron estos:

  • Madrid, centro comercial de la esquina del Bernabeu, 397 kbps de bajada y 276 de subida.
  • Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, 379 kbps de bajada y 86 de subida.
  • Santiago de Compostela, complejo administrativo de San Caetano, Salón de Actos 1 de la Consellería de Presidencia, que es un sótano: 385 kbps de bajada y 133 se subida.
  • La Coruña, cercanías del estadio de Riazor: 380 kbps de bajada y 115 de subida.

También probé, aunque en otro día, con distintas máquinas situadas en la misma habitación, si se apreciaban diferencias atribuibles al ordenador, pero tanto el MacBook Pro ya mencionado como un PowerBook G4 a 1 GHz y un iBook G4 a 933 Mhz dieron resultados muy similares, con unos 500 kbps de bajada de media y unos 275 kbps de subida, así que el ordenador en sí no parece ser un factor en la velocidad.

Lo que sí pude confirmar en esta prueba es que los resultados varían mucho prácticamente de minuto a minuto, ya que las cifras están obtenidas como la media de tres pruebas realizadas con apenas unos minutos de intervalo y los resultados obtenidos son:

  • MacBook Pro: 574 kbps de bajada y 237 de subida; 387 y 314; 572 y 321.
  • PowerBook G4: 578 y 286; 503 y 220; y 422 y 122.
  • iBook G4: 578 y 286; 503 y 220; 422 y 122.
Son velocidades adecuadas para una conexión 3G, aunque se quedan muy lejos de los 3,6 Mbps de velocidad máxima que anuncia Vodafone; se ve que no pillé ninguna zona con cobertura HSDPA, en la que se podrían alcanzar esos 3,6 Mbps, y de hecho tampoco pude comprobar en qué partes de España hay cobertura HDSPA porque el mapa de cobertura 3G no me funcionaron ni en Firefox ni Safari.

Otra cosa que también influye es la ubicación desde la que te estás conectando, ya que unas pruebas justo después de las anteriores en el otro extremo de mi casa dieron unas velocidades un 30 ó 35% más bajas.

Como referencia final, la velocidad que se obtiene con una conexión GPRS es de unos 40 kbps de bajada y 19 de subida, medida en un iMac G5 a 1,8 GHz y también calculada como la media de tres pruebas.

En su uso en la VidaReal™, la velocidad ofrecida por la conexión 3G es perfectamente para leer tu correo, navegar por tus sitios habituales y leer tus feeds de noticias, con lo que con la conexión 3G de banda ancha (HSDPA) aún tiene que ir mejor; con conexiones 2G, yo diría que da para leer el correo y navegar sin imágenes, como hace diez años.

Eso sí, el spam duele mucho más de lo habitual.

Tarifas del pasado

Decía que el spam duele mucho más de lo habitual porque todas las operadoras -no sólo Vodafone- se empeñan en cobrar -y de qué manera- por tráfico, y con unos límites de tráfico mensual ridículos dentro de sus ofertas. Parafraseando a los protagonistas de The IT Crowd, diría sin dudarlo que son tarifas del pasado y que este es el mayor problema de este tipo de soluciones de conectividad vía telefonía móvil.

En el caso de este kit el precio de la «navegación libre» es, según pone en la caja, de 2€/MB (impuestos aparte), con lo que el incentivo a pasarte a alguno de los bonos que ofrecen es elevado, pero aún así estos bonos tampoco son una cosa como para echar cohetes, ya que estamos hablando de estas opciones, en este caso impuestos incluidos:

  • Bono Básico, 20€, hasta 25 MB de tráfico o 100 sesiones.
  • Bono Avanzado, 40€, hasta 200 MB u 800 sesiones.
  • Bono Premium, 60, hasta 1 GB o 4096 sesiones

Opciones que además vienen con letra pequeña, ya que:

  • Cualquier recarga caduca a los tres meses, con lo que aunque en teoría no hay cuotas mensuales, en realidad las hay de facto, pues en cuanto haces una recarga es como si tu cuota mensual fuera el valor de esa recarga dividido entre tres (con los móviles de prepago pasa lo mismo, pero creo recordar que el periodo de validez de las recargas es de nueve meses).
  • Aunque no estés haciendo nada te descuentan una sesión de las 100 que compras con el bono cada diez minutos de conexión, ya que la tarificación se hace «por sesiones de navegación de hasta 256 KB o 10 minutos, dependiendo del valor que se alcance primero», con lo que con un bono Básico como mucho dispondrías de 1.000 minutos de conexión, es decir, de poco más de 9 horas en tres meses (y no estoy contando el tráfico propio de la conexión que siempre consumirás aunque no estés haciendo nada).
  • Y los SMS y el tráfico en Roaming no están incluidos.

En la modalidad de contrato para particulares, donde según la promoción a la que te acojas el módem puede salirte gratis, o bien costarte 29 euros, eso sí, siempre firmando un compromiso de permenencia de 18 meses, las opciones tampoco son para echar cohetes, ya que hay:

  • Tarifa Plana 3G Básica, que por 39 euros + IVA al mes te da 1 GB de tráfico, límite a partir del cual tu velocidad de descarga queda limitada a 128 kbps y te cuesta 0,5€ el MB.
  • Tarifa Plana 3G Premium, que por 59 euros + IVA te ofrece 5 GB de tráfico y 0,5€ por MB adicional, aunque sin ninguna restricción de velocidad.
  • Plan Navega y Habla, que por 49 euros + IVA ofrece las mismas condiciones de tráfico que la tarifa 3G Básica, aunque en este caso te ahorras los 25 céntimos por MB que pase del giga, y llamadas gratis a teléfonos fijos, con un límite de 1.000 minutos al mes o de 150 minutos por llamada, momento en el que esta pasa a costarte 18 céntimos por minuto.

    A esta tarifa, si no lo entiendo mal, hay que sumarle además el plan que tengas de llamadas a móviles, que va aparte, y es la única en cuyas condiciones se menciona específicamente la «utilización de programas P2P o equivalentes» como motivo de modificación en las condiciones del servicio o incluso de su suspensión.

En cualquier caso, el tema de las tarifas es un auténtico follón que cambia casi día a día, y de hecho si vas a utilizar el módem para una empresa o como autónomo las opciones son otras, así que asegúrate de actualizar esta información si/cuando te interese contratar este tipo de servicio.

Qué funciona y qué no

Vista la advertencia acerca de las redes P2P y similares, decidí probar algunas para ver si realmente funcionan o no, y estos son los resultados:
  • Skype funciona sin problemas sobre la conexión 3G de Vodafone, tanto para chatear como para enviar archivos y, sobre todo, para hablar.
  • Acquisition, un cliente P2P para Mac OS X, también se conecta sin problemas, permite realizar búsquedas y subir y bajar archivos.
  • Azureus, un cliente BitTorrent también funciona perfectamente…
Así que parece que en realidad, al menos en el momento de realizar estas pruebas, no hay ningún tipo de bloqueo para estos servicios en la modalidad prepago, aunque esto no es ningún obstáculo para que en cualquier momento puedan montarlo o meterte un palo por su uso, y, en cualquier caso, como decía antes, tampoco compensa mucho usarlos por el coste que supondría, pues seguramente te saldrá más a cuento ir a comprar el CD o DVD a una tienda o encargarlo vía Internet.

Resumiendo

A nivel técnico esta solución funciona muy bien, y gracias a que utiliza la conexión USB puedes usarla con casi cualquier ordenador que tengas, a diferencia de las soluciones basadas en PC Card o Express Card.

La instalación es extremadamente sencilla, aunque el software para Mac OS X necesita aún que se corrijan un par de detalles, el principal que no es capaz de leer los SMS que Vodafone envía al SIM para avisar de que está consumido el 80% del saldo, con lo que te puedes quedar sin saldo sin enterarte; el otro es que sólo puedes ver la estadísticas de tráfico mientras Vodafone Mobile Connect está abierto, pero este se cierra en cuanto termina de ajustar tu Macintosh para conectarte a Internet.

Para esto quizás Vodafone podría licenciar Net2Launch, el software de Nova Media que sustituye a Mobile High Speed y que ya es capaz de establecer la conexión por si mismo sin necesidad de recurrir a utilizar la aplicación Conexión a Internet de Mac OS X.

En lo que se refiere a la velocidad, como ya decía antes, es más que adecuada en cuanto tienes cobertura 3G o 3G de banda ancha, y puede ser adecuada con cobertura 2G si tienes que conectarte a narices…

Pero creo firmemente que mientras no ofrezcan tarifas planas de verdad la adopción de este tipo de soluciones por parte de los particulares será muy reducida, limitada quizás a quien necesite conectarse de vez en cuando estando de viaje o en sitios en los que no hay otro tipo de conexión, y nunca como sustituto de una línea convencional con tarifa plana.

Sí me parece una opción muy buena para empresas que tengan a gente viajando con cierta frecuencia, ya que los precios de los accesos a Internet en hoteles y aeropuertos son tan exagerados que probablemente justifiquen la utilización de una solución 3G, aunque hay que tener mucho cuidado con las tarifas de acceso en el extranjero (roaming), que también tienden a ser desabelladas.

Actualización: Ender nos comenta que tiene un amigo que «Reside en Madrid, en la zona centro, y la cobertura HDSPA le funciona a las mil maravillas. De hecho, disfruta de la velocidad máxima que ofertan sin ningún tipo de problemas, de forma continuada.» Con lo que a lo mejor el día que estuve probando en Madrid y en la T4 podría haber conseguido más velocidad, pues aún no había caído en la cuenta de que el software entiende por mejor conexión la de señal más fuerte y no la de mayor velocidad.

Actualización enero de 2006: Judith nos cuenta su experiencia con el Módem USB 3G Vodafone Mobile Connect y Windows

Actualización 29 de enero de 2007: Recientemente se ha sabido que Telefónica ha conseguido que retiren la publicidad de ADSL móvil de Vodafone, lo cual se refiere a afirmaciones de Vodafone en sus anuncios tales como «Por fin el ADSL se hace móvil» o «Navegarás a velocidad ADSL sin límite.» Según el organismo de autoregulación publicitaria «la velocidad máxima de descarga que permite el módem de Vodafone no es comparable al que permiten en la actualidad muchas de las conexiones de ADSL». Y el tantas veces empleado «sin límite» cuando luego hay limitaciones (de transferencia en este caso) tampoco es cien por cien real, obviamente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear