Por @Wicho — 10 de Septiembre de 2007

Alex nos envía una foto que hizo este sábado en Barcelona de una de las furgonetas de Tele Atlas, una de las empresas que proporcionan las imágenes que vemos en Google Maps o Google Earth, furgoneta que por la pinta de los equipos que lleva bien podría estar tomando imágenes para incorporar Barcelona a la funcion Street View:

Tele Atlas en Barcelona por Alex Vilar

El correo de Alex me recordó una anotación de hace ya algún tiempo de Google Libraian Central titulada Google Earth: From Space to Your Face… and Beyond que habla un poco de los orígenes de Google Earth y de cómo se añaden las imágenes a este:
La mayor parte de la gente se sorprende al descubrir que tenemos más de una fuente para nuestras imágenes. La recogemos desde aviones y satélites, pero también de casi cualquier otra forma en la que puedas imaginar que se puede elevar una cámara sobre la superficie de la Tierra: Globos aerostáticos, aviones de radiocontrol - incluso cometas. La forma tradicional de hacerlo es con una cámara especial, estabilizad mediante giroscopios, montada en el vientre de un avión que vuela a una altura de entre 15.000 y 30.000 pies, según la resolución de las imágenes que necesites. El avión sigue una ruta predeterminada sobre el área deseada que crea una serie de líneas paralelas con aproximadamente un 40 por ciento de solape entre ellas y un solape de un 60 por ciento en la dirección del vuelo. Este solape es el que nos da suficiente detalle como para eliminar las distorsiones causadas por la forma variable de la superficie de la Tierra.

El siguiente paso es procesar esas imágenes. Escaneamos la película con escáneres que dan 1800 puntos por pulgada de resolución o 14 micrones. Entonces pasamos esa información en formato digital por una serie de pasos como aplicarle un balance de color y el estirado neceario para producir el mosaico final de toda el área.

Actualizamos las imágenes tan rápido como podemos recogerlas y procesarlas, entonces añadimos capas de información -cosas como fronteras nacionales y estatales y los nombres de las calles, escuelas y parques- para hacerlas más útiles. Esta información viene de múltiples fuentes: Proveedores comerciales, agencias gubernamentales locales, el dominio público, personas a nivel particular, e incluso gobiernos nacionales e internacionales. Ahora mismo Google Earth tiene cientos de terabytes de datos geográficos y crece cada día más.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear