Logo Lainformacion.com
< Conciencia
Crackearon la cuenta de correo de la gobernadora Sarah Palin >

Habla el autor de las «enmiendas torpedo» de la Unión Europea

Malcolm Harbour - Público.esAntes del verano, justo cuando el Parlamento Europeo estaba a punto de irse de vacaciones, se montó una cierta polémica porque el europarlamentario británico Malcolm Harbour introducía tres enmiendas en el conocido como Paquete de Telecomunicaciones que podían ser potencialmente negativas para el futuro de la neutralidad de la Red en Europa:

  • Enmienda H1, que permitiría a los gobiernos establecer restricciones para evitar el contenido ilícito en Internet, sobre todo actuando sobre la calidad del servicio, lo que permitiría a los proveedores reducir la velocidad de los paquetes de las redes P2P de acuerdo a la ley.
  • Enmienda H2, que busca establecer mecanismos de cooperación entre los proveedores de Internet y los productores de contenido, lo que recuerda poderosamente a cuando en España se pretendía que la SGAE y otras entidades de gestión de derechos de autor pudieran decidir sobre qué contenidos podían estar en Internet y cuales no.
  • Enmienda H3, que obligaría a los proveedores a controlar y advertir por correo electrónico a sus usuarios cuando se descarguen contenido ilícito.

Aunque según se puede leer en Estrasburgo suaviza las polémicas enmiendas de la directiva del P2P y Unas leyes no tan malvadas la cosa puede no ser tan negativa como en principio parecía, esto no ha sido óbice para que se lanzara una campaña contra estas enmiendas ahora que el Parlamento Europeo recupera su actividad, como cuentan en Púlsar, FFII, PIRATA e Informática Verde lanzan la Campaña Contra las Enmiendas Torpedo.

Para poner todo esto en contexto, es muy interesante leer la entrevista con Malcolm Harbour que Daniel Basteiro le hace en Público, "Los internautas que me atacan quieren acabar con el 'copyright'", en la que este explica sus motivos y expresa su convencimiento de que las enmiendas serán aprobadas.

En cualquier caso, como ya comentábamos en su momento, la técnica va (muy) por delante de los políticos y ya se apuntan soluciones a esta ansia de controlar todo contra las que poco o nada se podría hacer, que pasan por cifrar toda la Internet.