Por @Wicho — 29 de Octubre de 2009

A veces, como sucede cuando uno se pregunta cuál fue el primer ordenador de la historia, la respuesta depende de en qué términos se formule la pregunta, con lo que hay varias fechas que se pueden considerar como el cumpleaños de Internet, aunque personalmente siempre he pensado que la más adecuada es precisamente el 29 de octubre, por ser el día en el que en 1969 circularon los primeros paquetes de datos entre los dos primeros nodos de ARPANET.

Como es casi de rigor, en el primer intento se colgó uno de los ordenadores encargados de gestionar la conexión, conocidos como Interface Message Processor, o IMP, pero a eso de las 22:30 de aquel día Charley Kline estaba ya conectado a y usando el SDS-940 del Stanford Research Institute desde el Sigma-7 de la Universidad de California en Los Angeles sin que los cientos de kilómetros que separaban ambas máquinas en el MundoReal™ fueran un problema para ello.

Registro de aquella primera conexión
Registro de aquella primera conexión en el cuaderno de utilización del IMP de UCLA

Es cierto que aquellas dos máquinas no usaban el protocolo TCP/IP que el 1981 se convertiría en el estándar de Internet, pero junto con otras dos instaladas en la Universidad de California en Santa Bárbara y en la Universidad de Utah fueron el germen de ARPANET, la red precursora de Internet, que en diciembre de 1969 ya contaba con cuatro nodos.

Los primeros cuatro nodos de ARPANET - Cortesía de Alex McKenzie
Los primeros cuatro nodos de ARPANET - Cortesía de Alex McKenzie

Desde aquel día, que probablemente nadie, y desde luego ninguno de los implicados en aquella primera prueba, imaginaba como histórico, Internet se ha convertido en uno de los fenómenos que más ha influido y cambiado en el mundo -al menos para los que estamos al lado correcto de la brecha digital- en maneras que aquellos a los que se le ocurrió la idea original de conectar los ordenadores entre si para poder compartirlos nunca habrían podido imaginar.

Y lo diré una vez más, aunque con pocas esperanzas de conseguir desmontar la leyenda urbana montada a su alrededor, pero el verdadero origen de Internet no está en un proyecto para montar una red capaz de sobrevivir a un eventual ataque nuclear soviético.

Globo DARPAPor cierto que la DARPA, que es el nombre actual de la ARPA, ha lanzado el DARPA Network Challenge, un concurso para conmemorar este 40 aniversario.

En él la primera persona que sea capaz de dar la lista de la ubicación de diez globos rojos que han sido colocados a lo largo y ancho de los Estados Unidos se embolsará 40.000 dólares. La idea es explorar como se puede usar Internet y las redes sociales para conseguir formar equipos dispersos por grandes áreas y resolver problemas gracias a ellos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear