Por Nacho Palou — 11 de Octubre de 2012

Microsoft, en su campaña Beauty of the Web, ha trasladado el juego Contre Jour a la web, en lenguaje HTML5.

Aunque el objetivo primero de Microsoft es publicitar su navegador web Internet Explorer —y su uso en los tablets táctiles Surface—, también quiere destacar las bondades del lenguaje natural de la Web. De modo que Contre Jour en teoría (en la práctica no) se puede jugar en cualquier móvil o tablet con navegador web compatible con HTML5 —lo cual, por cierto, es algo estupendo... que sigue dejando ojosbola a cualquiera que haya diseñado o desarrollado sitios web en los últimos años.

El juego también funciona en ordenadores de sobremesa utilizando el ratón o el teclado en lugar del dedo. El mismo juego, por cierto, cuesta 2,99 euros en la tienda de aplicaciones de Windows Phone y 2,39 euros en la App Store para iOS.

Pero más allá de la cuestión económica ésta es otra demostración de dilución de diferencias entre las aplicaciones nativas de cada plataforma o sistema operativo y de las aplicaciones web en el lenguaje HTML5. Una horquilla que estrangula tecnologías intermedias como Flash.

Sin embargo la realidad es que actualmente de momento en dispositivos móviles la versión web no puede competir con la experiencia superior que consigue la aplicación nativa, con un funcionamiento mucho más rápido y fluido de lo que se consigue dentro del navegador web. Pero así son los comienzos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear