Por @Wicho — 8 de Octubre de 2013

Bruce Schneier habla en The Battle for Power on the Internet acerca de como en los últimos años gobiernos y grandes corporaciones se han ido poniendo al día en el uso de Internet, alcanzando y superando a las personas y pequeñas organizaciones aunque sólo sea por la fuerza bruta de los recursos a los que tienen acceso.

Dice que lo que hace falta es alcanzar un equilibrio entre el cada vez mayor poder de estas y de las personas, y que para ello necesitamos a corto plazo transparencia y supervisión.

Transparencia en forma de leyes que aplicar a gobiernos y empresas que de ningún otro modo se avendrán a revelar qué hace y por qué hacen ciertas cosas; la transparencia también ayuda a distinguir los movimientos ciudadanos que se crean en Internet y ver los que molan y los que no.

Supervisión en forma de tribunales que actúen en defensa de terceras partes, legisladores que entiendan de tecnología, una prensa activa y capaz, y grupos de gente que estén pendientes de lo que pasa y que sean capaces de levantar la liebre si es necesario.

A más largo plazo, dice, hay que luchar por reducir las diferencias de poder entre los distintos grupos que usan Internet y esto según él pasa por el acceso a los datos, que en Internet son el poder: necesitamos proteger la privacidad de las personas, obligar a las empresas a revelar claramente qué hacen con nuestros datos, y leyes que regulen el gobierno abierto.

Dice que no será fácil, como no lo es ningún proceso en el que cambia el poder establecido, pero que no podemos bajar la guardia para que en el futuro no tengamos que arrepentirnos o avergonzarnos de como gestionamos todo esto.

(Vía Boing Boing).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear