Por @Wicho — 7 de Agosto de 2013

Tras comprarlo en 2005 Yahoo básicamente procedió a olvidarse de Flickr, un sitio que en su momento era el sitio para compartir fotos en Internet.

Un año y 17 compras después de la llegada de Marissa Mayer a la dirección de la empresa y su promesa de centrarse en las marcas más conocidas de esta Flickr apenas consiguió un rediseño, unas aplicaciones para móviles medianamente decentes en comparación con las anteriores, y medio mosquear a los que pagábamos por la versión Pro cuando anunciaron un tera gratis para todo el mundo.

Así que a Bernardo le queda en realidad un montón de trabajo para hacer con Flickr al que se enfrentará a partir de mañana.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible