Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2002

En las últimas páginas por las que he navegado he leído he dado con algunas nuevas definiciones para viejos conceptos, que creo que pueden ser muy válidas.

Por ejemplo, en Searching for a Definition of Spam de Paul Soltoff hay una definición para el spam, donde tras diversas argumentaciones curiosas (y ejemplos muy lógicos) se concluye que el spam podría definirse como:

Spam es un mensaje de correo electrónico que el receptor «y sólo el receptor» considera inapropiado, no deseado o que ya no desea recibir más, sea cual sea la razón.
Por otro lado, Mini-D (excelente weblog, por cierto), tiene un artículo excelente sobre una definición de la usabilidad en la que se contemplan muchos aspectos, reales y prácticos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear