Por @Wicho — 26 de Diciembre de 2007

La semana pasada, harto de versiones cada vez peores de Firefox 2, al menos bajo Mac OS X Leopard, y en especial de la actualización 2.0.0.11 del navegador, que es poco menos que insufrible, pensé que poco podía perder probando Firefox 3 Beta 2, así que la instalé y llevo utilizándola como navegador por defecto desde entonces.

Sin haber pretendido hacer un análisis a fondo más allá del de encontrar una versión utilizable para mis necesidades, mis impresiones sobre esta beta se resumen en estos puntos:

  • Es muchísimo más estable que Firefox 2.0.0.11. En esta semana no he sufrido ningún cierre inesperado de la aplicación, al menos que yo recuerde, mientras que con la 2.0.0.11 era raro no tener uno o dos como mínimo al día.
  • Ha desaparecido la progresiva ralentización que la 2.0.0.11 iba sufriendo conforme la mantenías abierta durante horas o días. He llegado a tener abierta la Beta 2 con más de 30 ventanas, alguna de ellas con varias pestañas, sin despeinarse, mientras que con la versión anterior a veces me veía obligado a forzar la salida para luego poder recuperar la sesión y que se moviera a una velocidad razonable. Imagino que esto tendrá que ver con las más de 300 fugas de memoria que las notas de la versión dicen que se han corregido.
  • Ha desaparecido también la pausa de varios segundos que existía desde siempre, o al menos desde hace muchas versiones, al abrir la ventana del gestor de descargas, ahora es inmediato. Además, se supone que ahora es además capaz de reanudar una descarga interrumpida, aunque no he tenido necesidad de comporbarlo
  • Por fin, al arrastrar un URL al escritorio o a una carpeta este recibe como nombre el título de la página, en lugar del URL, lo que es infinitamente más cómodo a la hora de recuperarlo más tarde, ya que sabes qué página vas a abrir de antemano.
  • Otra cosa que ha cambiado es la función de auto completado de URLs, que si antes tenía en cuenta el principio del URL o del título al empezar a teclear algo en la barra de direcciones, ahora busca los caracteres tecleados a los largo de todo el URL y del título, con lo que la lista de opciones ya no aparece en el mismo orden en que lo hacía antes, por lo que la opción de dar a la tecla de cursor abajo y luego retorno puede no llevarte al mismo sitio que lo hacía antes. Evidentemente, es cuestión de acostumbrarse a esta nueva forma de funcionar, que a cambio presenta un menú emergente más claro que antes.
  • Sin embargo, algo que echo de menos respecto a Safari, y que no acaba de cambiar a pesar de que cada vez que sale una nueva versión se promete mejor integración con Mac OS X es el que los ajustes del proxy siguen sin ser leídos de las Preferencias del Sistema, con lo que al cambiar de ubicación hay que cambiar esto a mano en Firefox. En su momento utilicé la extensión SwitchProxy para hacer esto mediante un menú contextual desplegable, pero ralentizaba de tal forma el funcionamiento de FireFox al cambiar de ubicación que acabé por desintalarla.

En definitiva, yo diría que es una versión muy recomendable para quien esté usando la 2.0.0.11, al menos bajo Leopard, ya que funciona mucho mejor. El único pero es que si para tu uso de Firefox dependes de alguna extensión sin la que no puedas vivir, esta casi seguro que no funcionará con la Beta 2.

De todos modos, no dejes de echar un vistazo a los problemas conocidos de esta versión, no vaya a ser que alguno de ellos sea determinante para tu uso de Firefox y haga inviable el cambio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear