Logo Lainformacion.com
< El sarampión puede matar, su vacuna no
Punto de vista geek >

Financiación colectiva para subvencionar proyectos e ideas. Y salvar bosques

Este artículo se publicó originalmente en Cooking Ideas, un blog de Vodafone donde colaboramos semanalmente.

kickstarter-crowdfunding.jpg

El "crowdfunding" o la financiación colectiva o en masa es una fórmula que permite respaldar económicamente ideas o proyectos a partir de un amplio número de aportaciones de dinero de más o menos cuantía, tan baja incluso como "la voluntad" o un euro y hasta lo que cada uno esté dispuesto a aportar.

Los inversores son por tanto una cantidad grande de gente anónima que no tienen participación en el negocio, aunque lo hacen posible de forma determinante y de un modo u otro ven recompensada su participación. Es una evolución del modelo más clásico de donaciones.

Internet y el "crowdfunding"

Actualmente existen diversos servicios en Internet que facilitan este tipo de práctica, como son RocketHub, Kickstarter o Lanzanos, por poner algunos ejemplos.

De este modo un artista, creador o emprendedor puede hacer llegar su idea o proyecto a una gran cantidad de personas que pueden decidir apoyarla haciendo una pequeña contribución.

La Wikipedia es uno de los servicios más conocidos que muy en parte se financia a partir de las donaciones de usuarios y entidades que, de forma anónima y desinteresada, hacen aportaciones económicas esenciales para que pueda continuar con su actividad.

Otros proyectos como álbunes de música o películas -u otras aspiraciones artísticas- también puede recurrir a este tipo de práctica para conseguir los fondos necesarios para completar la producción. De modo que los productores son una parte de su público y seguidores.

Kickstarter por ejemplo ha hecho posible que numerosas ideas se materialicen en productos como gadgets o accesorios o servicios: una persona expone la idea -incluso desarrolla un prototipo- y determina qué cantidad de dinero sería necesaria para llevarla a cabo. Aquellos interesados en el producto hacen una aportación de (tal como pueden ser 1 ó 10 dólares, o lo que sea) y cuando se alcanza el montante requerido el producto pasa a convierte en realidad.

Los donantes lo pueden adquirir a un precio ventajoso -o en correspondencia a su donación- y el resto de la Humanidad puede adquirir ese bien, servicio o producción que de otro modo no existiría.

El crowdfunding salva un bosque de Ecuador

Un caso de "crowdfunding de gran magnitud" ha salvado recientemente aunque de forma temporal casi 2.000 km2 de parque forestal amazónico en Ecuador, según cuenta The Guardian en World pays Ecuador not to extract oil from rainforest.

Tras determinarse que bajo el Parque Nacional Yasuní yacían 900 millones de barriles de petróleo, con un valor de unos 7.200 millones de dólares, Ecuador propuso que si recibía la mitad de ese dinero a lo largo de 10 años (360 millones al año) no explotaría el yaciemiento. La extracción de todo ese petróleo conllevaría la destrucción de esa parte del parque y la emision de 400 millones de toneladas de CO2.

En la financiación colectiva hasta ahora han participado desde individuos privados y figuras públicas hasta países, pasando por fundaciones, gobiernos regionales de todo el mundo y empresas, con aportaciones de cantidades muy distintas que al final resultan en una cifra suficiente como para conseguir, al menos de momento, aplazar la destrucción del bosque sobre el yacimiento.