Por @Alvy — 13 de Agosto de 2003

Wicho escribió el otro día sobre las barreras al comercio electrónico en España explicando algunos puntos interesantes, aunque sin dar nombres (yo añadí algunos en los comentarios). En algún otro lugar, alguien preguntó hace tiempo qué tal le iría a Amazon con sus ventas a España y si tendría muchos o pocos clientes españoles. Lo cual me ha recordado una experiencia que ya expliqué en otro sitio y que se ha repetido hoy por enésima vez.

Esta mañana fui a Correos a recoger unos DVDs de Blackstar.co.uk, tienda que por cierto funciona de maravilla. En las oficinas de Correos siempre puedes cotillear los paquetes de las estanterías: se ven muchos de empresas de venta por catálogo, de bancos, etc. Se distingue el remiente por el sobre o la caja.

En los diez minutos que estuve allí llegué a ver no uno, ni dos, sino tres paquetes de Amazon esperando a ser recogidos por clientes (ya sabéis, esos paquetes marrones con el logo de la sonrisa). Había un par de paquetes con dos o tres libros y otro más grande, tal vez con cinco o seis. En pleno mes de agosto, en una oficina de correos «de barrio» de Madrid y con media ciudad de vacaciones. No eran reconocibles ningún otro tipo de paquetes de empresas de comercio electrónico (ni españolas ni extranjeras) a simple vista. Muchas usan mensajerías -- pero Amazon también.

Así que, aunque sea una forma poco ortodoxa y poco científica de calcular si Amazon hace o no negocio vendiendo libros y otros productos a España yo diría que sí, que venden libros y muchos y que además salta a la vista si uno se fija.

La próxima vez que vaya a Correos intentaré tirar una foto demostrativa. Os sugiero que si váis a recoger algo os fijéis y contéis los paquetes de Amazon que haya en vuestras oficinas de Correos (también podéis mandar fotos al respecto, email al final de la página).

Actualización: Hice una colección de fotos de los paquetes de amazon en distintas épocas, en la misma oficina de correos. Luego escribí Cinco señales de que Amazon triunfa en España. Cada vez que voy veo lo mismo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear