Por @Alvy — 10 de Marzo de 2011

WatchMouse: un sistema de vigilancia de sitios web muy completo

Estuve probando WatchMouse, un servicio de monitorización de sitios web avanzado y muy completo. Este tipo de servicios los utilizan los webmasters y administradores de sistemas para diversas tareas, pero principalmente para comprobar que sus sitios web funcionan correctamente, controlar los tiempos de respuesta y realizar algunas pruebas rutinarias (tales como rellenar un formulario y enviarlo) además de las habituales estadísticas históricas.

En todas estas funciones WatchMouse es muy completo y comparable con cualquier otro servicio similar (muy al estilo de Pingdom o de eXternalTest): ofrece las alertas por correo, SMS y Twitter; pruebas scriptables en varios pasos, monitores de varios sitios a la vez y desde muchas estaciones repartidas por todo el planeta, informes por correo, gráficos, logs históricos… Pero lo mejor de todo son las herramientas de cálculo de rendimiento.

Estas funciones permiten comprobar los tiempos de respuesta de funciones básicas como los pings, el DNS, las rutas y otras, pero también realizan un análisis completo de la carga de páginas. Quienes conozcan o usen herramientas que alguna vez hemos comentado por aquí como Octagate SiteTimer o Pingdom Full Page Test estarán habituados a saber lo que pesa y tardan en cargar su páginas; WatchMouse ofrece una herramienta muy similar y bastante realista usando la carga de todos los elementos y una visualización en «cascada» de cada objeto, además de unos pantallazos de previsualización para hacerse una idea de lo que ve el usuario a cada segundo. De lo mejorcito que he visto por ahí al respecto.

WatchMouse se puede probar gratis durante 30 días en el equivalente a la versión multi-site; la versión básica llamada «webmaster» permite usar un solo monitor para una web única por unos 30 euros al mes (con hasta 40 alertas SMS). La versión con 4 monitores y bastantes más funciones y capacidad se va a unos 80 euros, y hay incluso versiones más avanzadas de varios cientos de euros para grandes instalaciones, incluyendo una de 1.500 euros con la que la Estrella de la Muerte probablemente habría evitado su destrucción por parte de los Rebeldes. A este respecto, lo mejor es probarlo para hacerse una idea de cómo funciona –se puede instalar y empezar a ver resultados en menos de una hora– y si al cabo de una semanas notas que estás «enganchado» eso es que cumple con todas tus necesidades.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear