Por @Alvy — 29 de Abril de 2009

Me pareció excelente la descripción que publicó Jesús Encinar sobre por qué la información cada vez es mejor aunque paradójicamente cada vez tiene más ruido. Partiendo del problema conocido de la superabundancia informativa hace un resumen gráfico excepcional del factor «señal vs. ruido» y añade unos ejemplos muy fáciles de entender.

También aclara por qué aunque haya un aluvión cada vez más grande de vídeos tontos de youtube, blogs, gente twitteando, cantidades masivas de correos absurdos y notas desde Facebook, por no hablar de periódicos y todo tipo de medios publicando ríos de información (lo cual ha hecho aumentar el «ruido» no solo en términos absolutos sino porcentuales) en realidad el problema tiene fácil solución: elegir mejor las fuentes en las que te informas.

Me quedo con su última frase, con la que concuerdo al cien por cien:

No es que la información sea cada vez más irrelevante, lo que realmente está ocurriendo es que la enorme cantidad de información de calidad que nos llega viene con una gran cacofonía de ruido. Si aprendes a elegir bien tus fuentes y cómo filtrar la información te encuentras con información mucho mejor de lo que había antes.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear