Por @Wicho — 6 de Agosto de 2003
Si alguna vez te has preguntado si existe alguna posibilidad de que los "spammers" dejen su actividad por falta de negocio, vete perdiendo toda esperanza.

Un reciente fallo de seguridad de una de las webs de Amazing Internet Products, una empresa que utiliza el "spam" para vender sus productos, dejó al descubierto un fichero de pedidos en el que se podía ver que en cuatro semanas había vendido su producto -un suplemento herbal que supuestamente aumenta el tamaño del pene en hasta tres pulgadas- a unas 6.000 personas.

La mayoría de los pedidos tenían una valor de 100 dólares, lo que supone unas ventas de unos 600.000 dólares al mes, o lo que es lo mismo, 100 millones de pesetas de las de antes, y aunque es posible que no todos los meses alcancen ese volumen de negocio, es evidente que el negocio mueve dinero.

Lo peor del caso es que los pedidos fueron hechos a pesar de que en la web de la empresa no aparece ninguna forma de ponerse en contacto con ellos, las direcciones de correo que utilizan para enviar su publicidad son falsas, y de que no utilizan páginas seguras para procesar los pedidosí...

Y no precisamente por personas a las que en principio podría parecer fácil engañar, ya que el listado de clientes incluye al gestor de un fondo de inversiones de 6.000 millones de dólares o al presidente de una empresa que se dedica a vender piezas de aviones, por citar unos algunos.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear